Cerrar
martes 03 de agosto 2021

Con un gol espectacular de Marco Asensio, España venció a Japón en Tokio y jugará la final de fútbol masculino contra Brasil

El conjunto español evitó los penales y convirtió el 1-0 a los 115 minutos.

La selección española de Luis de la Fuente consiguió el boleto a la final de fútbol masculino después de convertir a los 115 minutos el gol de la victoria ante Japón con un tanto de Marco Asensio, que se reivindicó al entrar desde el banco de suplentes a los 83 minutos por Pedri.

Ahora, con un lugar en el podio ya asegurado, los europeos se medirán ante Brasil, que hizo lo propio en la tanda de penales frente a México, el próximo sábado en el último partido de la competencia.

España empezó el partido con dudas. Fallando pases y controles impropios de jugadores asentados en la élite. Y eso hizo crecer al conjunto anfitrión, que lo dominó más de lo que ningún otro combinado había hecho durante el resto del torneo.

Un cabezazo arriba de Mikel Oyarzabal en el segundo palo a los cinco minutos, otro disparo por arriba en el 31′ y especialmente un mano a mano de Rafa Mir en el que se impuso Kosei Tani en la salida, ahondaron en el problema.

La suerte tampoco estuvo del lado español en Saitama en el complemento. En minuto 56 llegó la jugada polémica del partido. El colegiado peruano Kevin Ortega pitó penalti tras una entrada de Maya Yoshida sobre Merino que finalmente tras el chequeo del VAR no fue: el central japonés había llegado antes al balón.

España no quería la prórroga, y lo demostró en los minutos finales a pesar de no poder evitarla. A los 88 Rafa Mir definió al primer palo, teniendo solo dentro del área a Javi Puado, algo que le reclamó el del Espanyol y todo el banquillo. Tani, inseguro en el juego aéreo, se volvió a imponer.

Ya sin poder evitarlo ambos combinados disputaron el tiempo extra. Fue allí cuando Marco Asensio no perdonó. El futbolista del Real Madrid recibió el balón de Oyarzabal dentro del área, se perfiló hacia la portería y la pegó con rosca al palo más lejano, imparable para Tani.

Ahora, con una medalla asegurada, España sueña con repetir el oro logrado en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 y para eso deberá consagrarse en la final del próximo sábado, donde ya está la selección brasileña de Dani Alves y compañía, después de imponerse en la tanda de penales a México, para revalidar lo hecho en Rio 2016.