Cerrar
sábado 07 de agosto 2021

Quedó noqueado por una patada pero descalificaron a su rival y ganó la medalla de oro

La increíble final en el karate de los Juegos Olímpicos de Tokio

Redacción

repretel.com

Un momento de tensión se vivió la última pelea del histórico debut del karate como disciplina de los Juegos Olímpicos. La disputa de la medalla de oro del torneo masculino en la división de kumite +75 kilogramosterminó de forma increíble, con la presea en manos del golpeado Sajad Ganjzadeh. El competidor iraní fue noqueado de una patada pero ganó la pelea por la descalificación de su rival.

Los jueces decidieron castigar al atleta saudí Tareg Hamedi por una patada alta que impactó en el cuello de Ganjzadeh, quien permaneció inmóvil varios minutos hasta que fue retirado en camilla del tatami del estadio Nippon Budōkan.

Hamedi estaba ganando 4-1 antes de que su golpe fuera sancionado y la pelea llegue a ese abrupto final. Los médicos reaccionaron rápidamente para acercarse a Sajad Ganjzadeh y le colocaron una máscara de oxígeno antes de que los jueces le comuniquen la decisión al árbitro del combate.

Tras la descalificación de Hamedi por una acción peligrosa para la integridad de su rival, lo que no está permitido bajo las reglas olímpicas de karate, los atletas regresaron para la ceremonia de entrega de medallas. Tanto él como Ganjzadeh mostraron mucha grandeza deportiva al subir al podio para recibir sus premios: se abrazaron y posaron juntos para una fotografía.

“Estoy feliz por la medalla de oro, pero estoy triste por tener que ganarla así”, dijo el peleador iraní en una conferencia de prensa posterior a su consagración. Este oro olímpico se añade a sus cuatro títulos de campeón del mundo (tres por equipos).

No fue el único en ser retirado en camilla en esta jornada, ya que el karateka alemán Jonathan Horne tuvo que abandonar su combate ante Gogita Arkania de Georgia por una terrible lesión en el brazo derecho.PlayEspeluznante lesión de Jonathan Horne en el karate – Juegos Olímpicos

En un intento de contactar a su oponente, el georgiano se enganchó al teutón y a la hora de derribarlo, Horne se apoyó con el brazo derecho sobre el tatami, doblándose la extremidad en dirección contraria, generándole mucho dolor al tanto de gritar por ayuda. Tuvo que ser retirado en camilla y su rival se quedó con la victoria.

Según Reuters, el oficial de prensa de la Confederación Deportiva Olímpica Alemana, Michael Schirp, informó que Horne había sufrido una lesión en el codo que sería examinada más a fondo en el hospital. El atleta germanio, actual campeón mundial en la categoría de +84 kilos, tenía solamente 20 segundos por delante cuando sufrió esa espeluznante lesión.