martes 15 de junio 2021

Por estas razones podría perder de forma inmediata prueba práctica de manejo

Faltas como estas restan 32 puntos al total de la prueba.

Redacción

repretel.com

Corroborar el estado óptimo del vehículo antes de presentarse a aplicar la prueba práctica de manejo, puede ser determinante para la aprobación de la misma, ya que elementos como el mal estado de la luz de freno, direccionales, parabrisas o bocina, entre otros, restan cada una 32 puntos del total de la prueba, evitando que la persona evaluada alcance la nota mínima que requiere para aprobar, es decir 80 puntos.

Desde la Dirección General de Educación Vial, reconocen que en su mayoría las personas que aspiran a una licencia de conducir inviertan gran parte de su tiempo en mejorar la maniobrabilidad del vehículo y aunque mejorar sus destrezas al volante es importante para aprobar, verificar el buen funcionamiento del vehículo es fundamental, no solo para aprobar el examen sino para aumentar la seguridad vial en carretera, chequear el funcionamiento del vehículo es un excelente hábito que todo conductor responsable debe tener.

Actualmente, como parte de la prueba práctica de manejo se califican 29 aspectos que tienen relación directa con el funcionamiento básico del vehículo o elementos de seguridad que se deben portar.

Esto se convierte en una ventaja para el usuario que, aprobará gran parte de la prueba presentándose a su cita con el vehículo funcionando correctamente.

¿Qué debe revisar?, primero que todo el vehículo debe ser el mismo registrado de acuerdo a la documentación que presente, luego debe verificar una serie de aspectos mecánicos que a simple vista se pueden corroborar, como el correcto funcionamiento de las luces tanto de freno, direccionales, alta y baja, el buen estado de espejos retrovisores, escobillas, parabrisas, bocina (pito), llantas (que no estén lisas o defectuosas), entre otros.

Además debe portar triángulos de seguridad u otro dispositivo análogo, herramienta para el cambio de llantas, extintor (vigente y en buen estado), casco y ropa retrorrefletiva en caso de circular en moto, bicimoto, triciclo o cuadraciclo  y basurero en caso de tratarse un vehículo para transporte público (ver lista de faltas).

Todos estos aspectos son previsibles, es decir son aspectos que se pueden revisar antes de la prueba para evitar así el rebajo de puntos, logrando una mayor probabilidad de aprobar el examen.

Cada una de las faltas que se califica se encuentra reglamentada desde el 2014, en el “Reglamento de evaluaciones prácticas de manejo para la obtención de licencias de conducir”, como un mecanismo de transparentar y ordenar aún más este requisito para obtener la licencia de conducir.
 
El reglamento, establece 4 categorías de faltas, cada una descuenta un puntaje respectivo en la prueba, así la categoría I rebaja 32 puntos, la II descuenta 16 puntos, 8 puntos las faltas establecidas en la categoría III y 4 puntos las tipo IV. La prueba tiene un valor total de 100 puntos y son necesarios 80 para aprobarla.

Cerrar