sábado 25 de junio 2022

Padres denuncian que en hospital botaron el cuerpo sin vida de su hija envuelto en sábanas

Una pareja denunció a 14 trabajadores por negligencia y a un hospital en Boston, Estados Unidos, por la pérdida del cuerpo de su hija, que nació prematura y solo vivió 12 días.

La hija de Alana Ross y Daniel McCarthy nació en Boston (Estados Unidos) el 25 de julio de 2020, pero solo vivió 12 días antes de fallecer el 6 de agosto.

La bebé, que pesaba dos libras y cinco onzas, tenía un pulmón desinflado y sufrió una hemorragia cerebral antes de morir, según documentos judiciales citados por el Boston Globe.

Hechos

Según detalló larepublica.pe, la llevaron a la morgue y, el 10 de agosto, Ross, de 37 años, recibió una llamada de la funeraria que precisaba que no podían encontrar el cuerpo de la menor.

No obstante, una demanda alegó que sus restos fueron arrojados entre sábanas sucias dentro del centro de salud. “Hay tanta ira porque la tiraron como basura”, dijo la madre.

El detective Kevin Cook declaró en un informe que la pequeña fue “probablemente confundida con ropa de cama sucia y colocada en la bolsa azul de ropa sucia dentro de la sala de examen de la morgue”. Asimismo, la acusación reveló que dos enfermeras llevaron a la bebé a la morgue después de su fallecimiento.

Además, precisó que una de ellas le preguntó a un trabajador del transporte dónde podían poner los restos del bebé. El empleado aparentemente respondió: “En cualquier lugar”, según el informe.

Unas imágenes difundidas por CCTV parecen mostrar a un patólogo cargando un bulto que colocó en un contenedor para ropa de cama sucia. Los policías pasaron horas rastreando ropa y desechos médicos para ver si podían encontrar los restos, aunque no tuvieron éxito.

Hasta ahora, Ross y McCarthy acusan a 14 trabajadores por negligencia, infligir angustia emocional e interferencia ilícita con restos humanos. También demandan al Mass General Brigham and Brigham and Women’s Hospital, en Boston, por un presunto incumplimiento de contrato.

“Al igual que con cualquier caso en el que surja una inquietud relacionada con nuestro estándar de atención o práctica, compartimos los detalles con facilidad y transparencia con la familia del paciente”, dijo Sunni Eappen, directora médica del establecimiento sanitario.