jueves 23 de diciembre 2021

Impresionante hundimiento de madrugada arrasa con viviendas y carreteras en Ecuador

Entre gritos de sobresalto y en medio del estruendo que causó “el colapso total”, los pobladores tuvieron que salir corriendo para alejarse del peligro, revelan las grabaciones.

En la madrugada del miércoles 22 de diciembre, se registró un gran hundimiento en la provincia Tambán del cantón Chimbo de Bolívar, al centro de Ecuador. El hecho provocó el colapso de varias viviendas y de dos tramos de carreteras.

Según los reportes, los medios locales y las autoridades, a las 00.15 “se produjo el colapso total” de zonas que van desde el pavimento de la cancha de uso múltiple hasta la iglesia.

“Los moradores del sector entraron en pánico. Están siendo atendidos por personal del Ministerio de Salud Pública (MSP). No existen personas atrapadas”, señala el informe de la Policía Nacional.

En tanto, el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias del Ecuador (SNGRE) informó que en el hundimiento “no se registraron personas heridas”.

El prefecto de la provincia de Bolívar, Vinicio Coloma, detalló que el hundimiento arrasó con más de 115 metros de vía. Además de las casas, también se destruyeron la cancha y la casa comunal.

El gran hundimiento en Chimbo se veía venir

El hundimiento no agarró por sorpresa a los habitantes, puesto que ya estos venían reclamando a las autoridades sobre una falla geológica y el inminente colapso del terreno, manifiesta la periodista ecuatoriana Teresa Menéndez.

El hundimiento se registró durante la madrugada de este miércoles. Foto: El Mundo

Un día antes, el Municipio de Chimbo informó que el alcalde, Luis Alfredo Prado, realizó las gestiones para la “pronta intervención en el sector” y así “evitar que esto se convierta en una tragedia mayor”, mediante pedidos al Gobierno central; sin embargo, hasta horas antes del colapsono se obtuvieron resultados.

De acuerdo con el reporte del ECU 911, en las casas afectadas habitaban 21 personas pertenecientes a cinco familias. Una de ellas fue trasladada a un albergue de la unidad educativa Tres de Marzo.

Otra fue acogida en un hogar de vecinos, mientras que las tres restantes, con 16 miembros, arrendaron otro espacio, según consigna El Universo.