miércoles 25 de mayo 2022

Viruela del mono: qué protección tienen quienes están vacunados contra la viruela

El surgimiento de un brote de la llamada viruela del mono en países como España e Inglaterra puso en alerta nuevamente a toda la población, a los gobiernos y especialmente a la comunidad médica y de investigación. No obstante, algunos especialistas indican que quienes llegaron a ser inoculados con la cepa de la viruela humana antes de 1980, cuando dejó de aplicarse en el mundo, podrían tener cierta inmunidad frente a esta nueva expresión.

La viruela humana fue una de las enfermedades más letales que aquejó a la humanidad desde hace siglos. Según las estádísticas de la Orgaización Mundial de la Salud (OMS), solo en el siglo XX se estima que mató a alrededor de 300 millones de personas.

Pero hace más de 40 años, fue la primera enfermedad erradicada de la historia cuando la OMS certificó su fin en 1980 tras una exitosa campaña de vacunación global. Es así que, en el mundo, incluido nuestro país, la vacuna contra la viruela dejó de darse ese año, por lo que las personas con más de 42 años que fueron inoculadas en esa época, hoy contarían con algún tipo de resistencia a los cuadros graves de este tipo de viruela, según advierten algunos infectólogos.

“En principio, las personas que estamos vacunadas con la vieja vacuna antiviruela, que se aplicó hasta 1980, año en el que se declara al mundo libre de esa enfermedad, podemos tener una respuesta que permita atenuar la expresión clínica del cuadro, eso es real”, dijo el infectólogo Tomás Orduna.

Por su parte, Leda Guzzi, miembro de la Sociedad Argentina de Infectología, dijo ayer, también a este medio: “La vacuna que se considera efectiva es la de la viruela tradicional, que ya no se encuentra en circulación en el mundo. Pero se podría lograr vacunar en caso de que eso fuera necesario”.

Otro infectólogo, Lautaro de Vedia, miembro de SADI, sumó también un dato interesante: “Las personas afectadas nacieron luego de que se dejó de aplicar esa vacuna, alrededor de la década del 80″.

Peo no todos coinciden con esa hipótesis. Enrique Casanueva Martínez, infectólogo: “Que yo conozca para la viruela simia no hay vacunas. Pongo en duda si podría funcionar la vacuna clásica contra la viruela, porque el genoma podría ser diferente”.

Por el momento, los casos en el mundo son tratados con diferentes medicamentos, aunque se evalúa la producción de la vacuna anti viruela clásica. Algo, que Orduna pone en duda ya que deberá hablarse de volver a producir un producto médico que hoy no está en manos de todos los países del mundo.

Las autoridades de Reino Unido informaron esta semana que compraron vacunas contra la viruela humana y comenzaron a ofrecerla a aquellas personas con “niveles más altos de exposición” a la viruela del mono.

“Inglaterra fue la primera en salir a repartir o indicar vacunas para los contactos de las personas positivas para tratar de bajar el riesgo que puedan enfermarse”, indica.

“Pero el tema de la adquisición de la vacuna anti viruela es complejo porque está en manos de las potencias mundiales militares, por el tema de la potencial guerra biológica, es decir, para proteger que se utilice virus de viruela estándar o minor, una daba el cuadro clásico y la otra era más atenuado, que en persnas no vacunadas puede causar la muerte”, explicó.

“Inglaterra, Estados Unidos y Francia son las potencias militares que poseen las vacunas y otra dificultad es cómo llegar a todos los contactos porque de ahí a tener vacunas en mano llena para todos lo veo muy difícil”, opinó.

Síntomas y recomendaciones

El contacto cercano con personas infectadas es el factor de riesgo más importante para la infección por el virus.

Se considera exposición a un caso si:

● Ha presentado exposición sin protección respiratoria (particularmente relevante para los trabajadores de la salud)

● Contacto físico directo, incluido el contacto sexual

● Contacto con materiales contaminados como ropa o ropa de cama

Si una persona ha tenido contacto de riesgo con un caso sospechoso o confirmado de viruela símica en el período infeccioso -comprendido entre el inicio de síntomas del caso hasta que hayan caído todas las costras de las lesiones cutáneas deberá guardar los siguientes cuidados:

● Control de su temperatura dos veces al día

● Mientras permanezca asintomática, puede continuar con las actividades diarias de rutina, pero debe permanecer cerca de su casa mientras dure la vigilancia

● Se realizará seguimiento clínico-sanitario estricto durante 21 días desde el último contacto con el caso

● Si la persona desarrolla erupción, deberá ser aislada y evaluarse como caso sospechoso, además se debe recolectar una muestra para análisis de laboratorio para detectar viruela símica

● No debe donar sangre, células, tejidos, órganos, leche materna o semen mientras estén bajo vigilancia de síntomas

● En caso de niños en edad preescolar se recomienda evitar que acudan a guarderías u otros entornos grupales