lunes 12 de septiembre 2022

Hacen increíble viaje por el mundo antes de que sus hijos pierdan la visión

Familia emprende un viaje para que sus hijos, quienes padecen de una enfermedad degenerativa, generen recuerdos. “Les vamos a mostrar un elefante real, no uno en un libro”, señaló la madre.

Cuando la hija mayor del matrimonio canadiense conformado por Edith Lemay y Sebastien Pelletier tenía apenas 3 años, fue diagnosticada con retinitis pigmentaria, una enfermedad que gradualmente ocasiona la pérdida de la visión.

Asimismo, la pareja, de 12 años de casados, notó que sus hijos más pequeños también experimentaban los mismos síntomas que su hermana. Sus temores fueron confirmados en 2019, cuando los médicos diagnosticaron a los menores el mismo mal.

El matrimonio tiene un hijo más que no heredó la condición degenerativa, que actualmente no tiene cura ni un tratamiento efectivo para revertir la pérdida de la visión.

“No hay nada que se pueda hacer, no sabemos que tan rápido avanza la enfermedad, pero calculamos que los niños ya no podrán ver en la mitad de sus vidas”, señala Edith al medio CNN.

A pesar de los desalentadores diagnósticos, los padres se esmeraron por darle a sus hijos todas las posibilidades para que puedan tener una buena calidad de vida. De igual manera, cuando el doctor de su hija mayor sugirió que la llenaran de recuerdos visuales, Pelletier y Lemay tuvieron una magnífica idea.

“No les voy a mostrar un elefante a través de un libro, les voy a mostrar un elefante real”, explica Edith. Junto con su esposo, comenzaron a ahorrar dinero y planearon iniciar su viaje en julio de 2020, pero la pandemia retrasó sus planes. Ahora, en 2022, decidieron retomar su itinerario y ya han visitado países como Namibia, Zambia, Tanzania, Turquía, Mongolia e Indonesia

Familia Pelletier Lemay visitó Namibia, Zambia y Tanzania en África. Foto: Le monde plein leurs yeux

“Nos estamos enfocando en las vistas, en la fauna y flora. Hemos visto animales increíbles en África, pero también en Turquía y en todas partes”, resalta Pelletier.

Los padres reconocen que viajar con cuatro niños no es una tarea sencilla. “Viajar te enseña, pero es difícil, puedes llegar a estar incómodo y cansado. A los niños, eso les ha enseñado a mantener sólido su vínculo. Así, en el futuro podrán apoyarse”, continúa el progenitor.

La pareja espera que la ciencia pueda encontrar la cura o un tratamiento contra la retinitis pigmentaria. Mientras tanto, ellos seguirán “equipando” a sus hijos para enfrentar cualquier dificultad.

En vivo

Programación completa