sábado 27 de agosto 2022

4 razones por las que WhatsApp empezará a cerrar cuentas desde ahora

La app de mensajería WhatsApp decidió aplicar un control más estricto para su comunidad.

Conozca cuáles son las 4 razones por las que WhatsApp empezará a cerrar cuentas desde ahora

WhatsApp tiene un gran número de usuarios en el mundo, por lo que cada vez tiene que regular mejor su plataforma y tomar decisiones más drásticas.

Con el fin de eliminar malas conductas y un posible ambiente no apropiado para su comunidad, la aplicación comenzará a tomar nuevas medidas.

Dieron a conocer que tendrá inéditas normas para empezar a cerrar cuentas de manera definitiva, así lo informó larepublica.pe.

Si bien es cierto que la red social maneja, desde hace buen tiempo, una política de privacidad y normas internas para los internautas, ahora habrá ciertos motivos que pueden conllevar al cierre total de una cuenta.

Compartir contenido ilegal

Al igual que otras redes sociales, WhatsApp empezará a bloquear y cerrar a las cuentas que envíen contenido no apropiado en los chats o estados.

En este caso, se considerarán temas sensibles e ilegales, como casos ligados al terrorismo, pedofilia y explotación laboral.

Envío de spam

Este ya era un motivo de la clausura de una cuenta, aunque solo tenía presente aquellas que lo hacían de manera repetitiva y solo si eran en chats grupales.

Ahora, la aplicación considerará a los usuarios que tengan una conducta indebida con el envío de mensajes masivos, ya sea en conversaciones personales, como también en los de difusión.

Enviar noticias falsas y no verificadas

Debido a que las plataformas digitales son usadas para la propagación de fake news, la app de Meta quiere erradicarlas con una nueva norma.

Esta prohíbe el envío de noticias falsas y contenidos que, presuntamente, puedan desinformar a la comunidad.

Difusión de estafas

Asimismo, con el fin de prevenir el robo de datos personales, la aplicación de mensajería va a banear aquellas cuentas que manden links de estafas, páginas web con malware que roban contenido y campañas digitales falsas que solicitan información privada.