martes 21 de abril 2020

Sale a la venta en Estados Unidos el primer kit para hacer el test de coronavirus en casa

La compañía LabCorp comenzará a venderlos por 119 dólares.

La Administración de Alimentos y Medicinas (FDA, por sus siglas inglés) de Estados Unidos, autorizó el primer kit para realizarse un test de coronavirus en casa.

El kit es producido por la compañía LabCorp, que anunció que primero lo pondrá a disposición de los trabajadores de salud y emergencias médicas y luego saldrá a la venta al público a un costo de 119 dólares.

El kit en realidad no es un autotest completo que otorgue un resultado, como otros que están todavía están en fase de prueba. En este caso, la caja incluye un hisopo que las personas deberán ingresar en su nariz y obtener una muestra de fluido que luego deberán enviar al laboratorio para su análisis y resultado. Así y todo, la posibilidad de obtener la muestra por uno mismo evita la necesidad de concurrir a un centro médico para hacerlo, reduciendo así el posible contacto con pacientes sintomáticos. Además, libera tests y equipamientos que necesita el personal médico.

Este hisopo obtendrá la muestra apenas ingresándolo en la fosa nasal y será tan precisa como las que se toman en laboratorios con métodos más invasivos que llegan hasta el fondo de la nariz, según demostraron los estudios realizados.

El test elaborado por LabCorp, que se venderá bajo la marca comercial “Pixel” es el primero en conseguir autorización de una decena presentados por diversos laboratorios. Fue aprobado bajo las reglas de emergencias que rigen durante la pandemia, ya que no completó el proceso normal de aprobación.

En Estados Unidos se realizan unos 147 mil test por día, una cifra que los expertos todavía consideran baja para controlar el avance de la pandemia en el país, que ya produjo más de 40 mil muertos.

Kit completo.

Mientras tanto, todavía está en fase de prueba un kit completo que permitiría tomar la muestra y colocarlo en un dispositivo que brindaría el resultado en 45 minutos.

CRISPR, la herramienta que corta y edita ADN, con el consecuente potencial de curar una gran gama de enfermedades, es la más reciente novedad en la búsqueda de un análisis que permita detectar el coronavirus.

La nueva generación de estos tests podría aprovechar las capacidades de CRISPR, según un nuevo estudio de la Escuela de Medicina de San Francisco, en la Universidad de California (UCSF), y la empresa Mammoth Biosciences. Publicado en el 16 de abril en Nature Biotechnology, presentó la esperanza de un examen rápido y económico, que se realiza sobre muestras obtenidas con un simple hisopado de nariz o garganta. El sistema CRISPR-Cas12 reconoce las firmas genéticas del SARS-CoV-2 y las corta para revelar una molécula fluorescente, lo cual muestra la presencia del virus.

Del mismo modo que los análisis que aprobó el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos, el nuevo método —cuyo nombre de trabajo es DETECTRpuede procesar varias muestras a la vez, con la ventaja de brindar los resultados no en horas, como el del CDC, sino entre 30 y 45 minutos.

Con información de Infobae.

En vivo

Programación completa
Cerrar