viernes 29 de enero 2021

¿Pruebas para detectar Covid, anales o PCR: cuáles son más fiables?

Prueba anal de coronavirus ya es obligatoria en China para quienes arriben a Beijing desde el extranjero.

Además de las famosas PCR o los test de antígenos, China está probando un nuevo tipo de prueba diagnóstica para controlar los brotes que se están produciendo las últimas semanas: unos test que toman muestras por vía rectal y que, afirman, son mucho más fiables que los que los nasales. Las autoridades sanitarias chinas estarían probando estos test anales en sujetos de riesgo y en los viajeros que llegan del extranjero, razón esta última por la que los test se han hecho famosos en las redes sociales. 

Los profesionales chinos afirman que la eficacia de estos test es mucho mayor y como prueba de su precisión han señalado algunos casos de pacientes en recuperación que dieron positivo en muestras tomadas en el “tracto digestivo inferior” después de haber dado negativo con los test tradicionales que toman muestras en la nariz y garganta. Parece ser que el coronavirus permanecería más tiempo en el ano que en las vías respiratorias. 

China había conseguido frenar la pandemia en los últimos meses y desde el pasado mes de mayo solo ha informado de dos fallecidos por covid 19. Las últimas semanas han registrado nuevos brotes en el país, por lo que han comenzado a tomar medidas más restrictivas, además de mejorar su estrategia en  los diagnósticos. Así se han realizado pruebas de detección masivas a miles de personas mediante PCR’s y test de antígenos, normalmente por vía nasal. Pero, según ha informado la cadena de televisión CCTV, los residentes de algunos barrios de Pekín donde se descubrieron contagios han sido sometidos a un test rectal. La cadena de televisión también confirmó que esta técnica de diagnóstico se está aplicando a los viajeros que llegan del extranjero y que permanecen en cuarentena en sus hoteles.  

Más eficaz pero más complejo de realizar

El anuncio del nuevo método de detección ha causado bastante malestar entre los usuarios de las redes sociales chinas, y también fuera del país al ser dado a conocer por viajeros que lo “han sufrido”. Algunos viajeros en cuarentena han contado que el método no es doloroso, “aunque sí es un poco humillante”. Las autoridades chinas son conscientes de su eficacia pero también de su poca conveniencia en algunos casos. Además han afirmado que es más complicado de utilizar en las pruebas de diagnóstico masivas y más difícil de poner en práctica para las propias enfermeras. Así, es un método que sólo se aplicará en pacientes de riesgo y en condiciones de cuarentena o aislamiento. 

Aún así, las autoridades chinas confían en que estos nuevos métodos de detección más fiables y precisos ayuden a controlar los posibles brotes del virus ante la llegada de las celebraciones del Año Lunar, momento en el que se producen muchos desplazamientos en el país asiático.