martes 12 de mayo 2020

Pacientes adultos mayores serán protegidos con caretas faciales en hospital de Geriatría y Gerontología

Personal del centro médico elaboró 450 caretas faciales reutilizables.

Imagen

Redacción

Repretel.com

Desde este lunes 11 de mayo el hospital Nacional de Geriatría y Gerontología implementó el uso de caretas faciales para la protección de los adultos mayores, comunicó el presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), doctor Román Macaya Hayes.

El jerarca explicó que esta iniciativa se suma a otras medidas administrativas con el fin de minimizar el riesgo de contagio por COVID-19.

"Quienes usarán las caretas son los adultos mayores que asistan al centro médico por atención ambulatoria de emergencia y sus acompañantes, los visitantes de pacientes internados y los proveedores" dijo el Jerarca. 

El doctor Macaya explicó que esta medida de protección es importante dada la interacción que pueden tener los pacientes entre ellos, con los funcionarios, y muy especialmente, el evitar el contagio de los pacientes adultos mayores hospitalizados que reciben la visita de sus familiares. 

Personal del centro médico preocupado por la seguridad de los pacientes, decidió aportar los insumos y elaborar 450 caretas, las cuales son reutilizables, indicó la doctora Milena Bolaños, directora del centro médico. 

Explicó que estas caretas deben utilizarse durante la permanencia en el hospital y se solicitará que las devuelvan al finalizar los trámites para que el personal proceda con la debida desinfección. 

La doctora Bolaños informó que las otras medidas que este centro ha aplicado para reducir el riesgo de exposición y contagio COVID-19 son:

• La implementación de un tamizaje a todos los usuarios y funcionarios del centro para la detección de pacientes sospechosos. 

• La implementación de una consulta diferenciada para los pacientes con síntomas respiratorios a fin de evitar su contacto con los otros pacientes de emergencias. 

• La suspensión de los permisos especiales para permanencia de familiares dentro del centro. 

• La disminución del tiempo de visita a familiares de solo una hora y solo un familiar por día. 

• La disminución del número de acompañantes en el servicio de urgencias por paciente a solo uno.