jueves 19 de agosto 2021

Hospitalizaron a un beisbolista que fue golpeado por una pelota a 160 kilómetros por hora

Chris Bassitt tuvo que abandonar el juego entre los White Sox y Oakland Athletics de la MLB

Redacción

repretel.com

Este martes se vivió en Las Grandes Ligas de Béisbol (MLB, por sus siglas en inglés) un episodio doloroso que tuvo como víctima a Chris Bassitt, uno de los lanzadores estrella de los Estados Unidos. El hecho ocurrió durante la victoria por 9 a 0 de los White Sox de Chicago en la serie ante Oakland Athletics, cuando el jugador recibió un pelotazo en el ojo que lo obligó a abandonar el juego.

La estrella de 32 años recibió el golpe por parte de una pelota que viajaba a 160 kilómetros por hora y había sido bateada por Brian Goodwin. A semejante velocidad, no pudo evitar el impacto y la bola le dio en el rostro. Si bien los principales portales de Estados Unidos indican que el beisbolista estuvo consciente en todo momento, informes recientes señalan que no recuerda lo sucedido.

La imagen de Bassitt tendido en el suelo tomándose el rostro mientras los médicos ingresaban al terreno de juego causó escalofríos en el estadio. Pero afortunadamente esa acción no le generará consecuencias en la visión, ya que su ojo no sufrió graves heridas.

Oakland Athletics informó a través de su cuenta de Twitter que su lanzador estrella tuvo una “una fractura facial en el pómulo derecho”, por lo que estará al menos seis semanas fuera de los entrenamientos. “Estamos agradecidos con los White Sox, su personal médico y los médicos y enfermeras de Rush University Medical Center por su excelente atención. Tendremos más información sobre Chris a medida que esté disponible”, señalaron en sus redes sociales.

Por su parte, David Forst, gerente general de la franquicia californiana, declaró: “El médico dijo que una vez que se haya realizado la cirugía, veremos cómo le va después de una semana a diez días y comenzaremos a llevarlo a alguna actividad física y ver cómo responde su cuerpo a eso y cómo se siente. Esperamos una semana después de que se haya realizado la cirugía”.

Bassitt pudo comunicarse con sus fans mediante un mensaje en Twitter: “Desde el fondo de mi corazón, me gustaría agradecer al personal de White Sox y Athletics, las oficinas centrales y los propietarios. El apoyo que mi familia y yo recibimos ha sido abrumador. También me gustaría agradecer al Centro Médico de la Universidad Rush y a su personal. Dios es bueno. ¡No puedo esperar a volver!”.

El lanzador de 32 años debutó en la MLB en 2014 con los Sox, pero en diciembre fue canjeado y aterrizó en el equipo de Oakland. Esta temporada ha sido uno de los jugadores más productivos en ese puesto en la Luga Americana a tal punto que fue parte del último Juego de Estrellas.