Cerrar
viernes 05 de noviembre 2021

Cleo Smith: acusado del secuestro de la niña de 4 años tenía un cuarto lleno de muñecas

Terence Darrell Kelly había subido fotos a las redes sociales posando con juguetes, los mismos con los que la pequeña jugaba cuando la policía la encontró

Terence Darrell Kelly. Ése es el nombre completo del hombre de 36 años acusado de secuestrar el pasado 16 de octubre a Cleo Smith, la niña de cuatro años que desapareció del camping en el que se encontraba con su familia en la costa oeste de Australia.

Cleo fue rescatada por la policía en la madrugada del miércoles en una casa en Carnarvon, una pequeña localidad de menos de 5.000 habitantes en el estado de Australia Occidental. En ese momento, en la vivienda no se encontraba Kelly, quien fue arrestado minutos después en una calle próxima a la casa donde tenía secuestrada a Cleo.

Los medios australianos han publicado este jueves que Kelly tenía en su domicilio una habitación llena de muñecas. Allí fue encontrada Cleo. “Las luces estaban encendidas y ella estaba jugando con los juguetes”, explicó el sargento mayor Cameron Blaine, quien participó en el operativo.

En redes sociales hay un vídeo circulando en el que aparece Kelly grabándose a sí mismo dentro de una habitación llena de docenas de muñecas, algunas todavía empaquetadas. El acusado también subió fotos a Facebook en abril de 2020 llevando una muñeca a dar un paseo en automóvil. “Me encanta llevar a mis muñecas a dar una vuelta, a peinarse y tomarme selfies en público con ellas”, rezaba el mensaje que acompañaba a la instantánea.

Habitación de los juguetes del secuestrador.
Habitación de los juguetes del secuestrador.

En otra publicación fechada en julio de 2020, Kelly aparece vistiendo una camisa de Bratz y sosteniendo otros dos juguetes. “Nada mejor que relajarse en casa con muñecas Bratz”, decía. Un trabajador de una tienda de juguetes de Carnarvon contaba este jueves a una televisión local que había vendido muchas muñecas a Kelly a lo largo de varios años y que éste siempre le pedía que se las envolviera para regalo.

SECUESTRO DE OTRO MENOR DE 16 AÑOS

“Era un sospechoso conocido por la policía”, dijo tras la detención el subcomisionado de policía Col Blanch. Kelly tenía antecedentes por el secuestro de otro menor de 16 años. Es la información que ha trascendido a los medios australianos después de que el acusado compareciera este jueves ante un tribunal de Carnarvon.

Blanch apuntó que los datos de teléfonos móviles y las imágenes de CCTV de un automóvil que llegó a Carnarvon la noche en la que Cleo desapareció llevaron a la policía a allanar la casa de Kelly.

Las autoridades han asegurado que Kelly no tiene ninguna conexión con la familia Smith y que actuó solo. “El imputado parecía tener sobrepeso, estaba descalzo, lucía su cabello negro, rizado y no mostraba mucha emoción, aparte de aparecer agitado con la presencia de dos periodistas”, destaca una crónica desde el tribunal firmada por el diario australiano ABC News. Kelly, quien se encuentra en prisión preventiva, no solicitó la libertad bajo fianza y no se le exigió que se declarara culpable.

“El hombre tardó un poco en reconocer su nombre y expresó su enfado con la presencia de los medios, ya que estaba flanqueado por dos policías”, continúa el artículo. Varias veces durante su comparecencia ante el tribunal, Kelly preguntó a los periodistas qué estaban mirando y les dijo que cuando lo soltaran, iría a por ellos.

“Los vecinos describieron a Kelly como un hombre solitario que vivía solo en su propiedad de vivienda pública. En los últimos días, los residentes dijeron que había estado entrando y saliendo de la casa con víveres”, añade otro artículo del periódico The Sydney Morning Herald.

El 16 de octubre, la familia Smith se disponía a pasar unos días de vacaciones en el aislado camping Blowholes, situado justo detrás de una playa y rodeado de dunas. Ellie, la madre, relató a los agentes que Cleo se había despertado a la 1.30 horas de la madrugada para pedir un poco de agua antes de seguir durmiendo. Cuando Ellie se despertó de nuevo a las 6.00 horas, Cleo ya no estaba dentro de la tienda. La policía explicó durante la investigación que la cremallera de la tienda de campaña estaba a tal altura que supusieron que la niña había sido secuestrada.