martes 22 de junio 2021

Airspeeder anunció que su auto de carreras volador realizó su primer vuelo de prueba con éxito

Ocurrió en Australia. La compañía dijo que hacia finales de año se hará una competencia con estos vehículos no tripulados

Airspeeder anunció que su auto de carreras eléctrico, el Alauda Mk3, hizo sus primeros vuelos de prueba sin piloto en el sur de Australia, bajo la supervisión de la Autoridad de Seguridad de Aviación Civil de ese país. Este auto volador es un vehículo eléctrico de despegue vertical.P

El auto, que tiene un acabado de fibra de carbono, pesa 130 kilogramos , puede ir de cero a 62 mph en 2,8 segundos y subir a 500 metros. Tiene una batería extraíble, que sus equipos de boxes han podido reemplazar en menos de 20 segundos. Al ser eléctricos no generan dióxido de carbono.

Ahora la empresa logró superar las pruebas: vuelos no tripulados y a futuro la idea es que estos modelos sean los nuevos fórmula 1 en el aire. Según la compañía es el primer paso para avanzar en el despliegue de vehículos de despegue vertical.

Este año se celebrará por primera vez el Gran Prix EXA Airspeeder, aunque todavía no se anunció la fecha precisa. Será la primera carrea de vehículos voladores de carrera no tripulados. Los pilotos controlarán los equipos de forma remota. Habrá hasta cuatro equipos con dos pilotos cada uno.

El evento se llevará a cabo en un espacio aéreo habilitado y la pista será recreada por medio de realidad aumentada para que de ese modo los pilotos puedan tener una experiencia inmersiva.

Este año se celebrará por primera vez el Gran Prix EXA Airspeeder, aunque todavía no se anunció la fecha precisa (Airspeeder)

Las aeronaves de despegue vertical

Hace años que se viene trabajando en el desarrollo de este tipo de aeronaves que, entre otras cosas, facilitará el tránsito en las grandes ciudades. En 2018, por ejemplo, Uber presentó su primer prototipo de un vehículo aéreo que podría trasladar hasta cuatro pasajeros. Se trata de un modelo que podrá alcanzar velocidades de hasta 320 kilómetros por hora y una altura de 600 metros. A su vez, la batería ofrece una autonomía de 100 kilómetros.

Ese mismo año también, la compañía creadora del drone taxi EHang 184 dio a conocer un video donde se veía al vehículo trasladando personas de un punto a otro en China. El prototipo de esta máquina fue presentado por primera vez en la feria de tecnología CES de 2016.

Por su parte, en 2019 el gigante aeronáutico Boeing anunció que su primer vehículo aéreo autónomo de pasajeros, un aparato eléctrico de despegue y aterrizaje vertical, completó su primer vuelo de prueba.

El primer vuelo del prototipo tuvo lugar este martes en Manassas (Virginia), a unos 50 kilómetros de Washington, según informó en aquel entonces la compañía.

El vehículo Ehang 184 se presentó al público por primera vez en la feria CES 2016, en Las Vegas

Hace apenas unos días, la empresa Kelekona, comunicó en su sitio web un nuevo prototipo de vehículo de despegue vertical que sería capaz, por ejemplo, de cubrir la distancia entre Los Ángeles y San Francisco en tan solo una hora, un vuelo que normalmente toma 1 hora y 30 minutos.

De la aeronave todavía no hay un prototipo que haya despegado, pero la compañía afirma que tendrá una capacidad de transportar 40 pasajeros más el piloto, o llevar 4,5 toneladas de cargamento.

El vehículo contará con ocho hélices de canal distribuidas en cuatro bloques cortos, y tendrá una velocidad de 500 kilómetros por hora.

Estos son algunos de los tantos ejemplos de proyectos de aeronaves que buscan cambiar la forma de transporte. Y por lo que se ve seguirán avanzando los esfuerzos en ese sentido. De hecho en enero de este año, se anunció que la ciudad inglesa de Coventry inaugurará un aeropuerto para autos voladores hacia finales de este año, con un proyecto destinado a mostrar cómo funcionarán los taxis aéreos en los centros urbanos.

Urban-Air Port, empresa con sede en Gran Bretaña, desarrollará la infraestructura necesaria para cuando los autos vuelen por los cielos para transportar personas y mercancías. A partir de noviembre, los visitantes de Coventry podrán ver cómo se ve un aeropuerto de automóviles voladores, donde observarán un dron que transporta pasajeros y un vehículo eléctrico operativo de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL) en la plataforma de aterrizaje.

Urban-Air Port fue seleccionado por un programa gubernamental destinado a desarrollar vehículos aéreos nuevos con cero emisiones. Ganó una subvención de 1,2 millones de libras (1,65 millones de dólares) para ayudar a financiar la instalación temporal del aeropuerto en el centro de la ciudad de Coventry.