Cerrar
miércoles 19 de enero 2022

Descubren “pruebas impactantes” sobre el caso de Madeleine McCan

Un equipo de investigadores y documentalistas aseguran tener "pruebas impactantes" sobre el caso de Madeleine McCan

Descubren "pruebas impactantes" sobre el caso de Madeleine McCan

Un equipo de investigadores y documentalistas aseguran tener “pruebas impactantes” sobre el caso de Madeleine McCan, la niña británica desaparecida en Portugal mientras veraneaba con sus padres.

Actualmente, el principal sospechoso de rapto y asesinato de la niña de tres años es el aleman Christian Bruckner. Bruckner, estaba en el momento en Praia da Luz, Algarve, Portugal, muy cerca del lugar en el que desapareció Madeleine.

“En su entorno hay muchas mujeres y hombres que pueden describir detalles individuales en torno al crimen. Jutta Rabe investigó en los últimos meses material impactante en Alemania, Portugal e Inglaterra, que incrimina fuertemente a Christian B.”, declaró Juliane Ebling, editora jefe del documental.

Christian Brueckner, principal sospechoso del caso Madeleine
Christian Brueckner, desde 2020 el principal sospechoso de haber raptado y asesinado a Madeleine. (Fotografía: Instagram).

Asimismo, agregó que “el caso e está juzgando en el Tribunal Regional de Braunschweig, ya que el alemán Christian B. es el principal sospechoso”.

El caso de Madeleine McCann, desaparecida el 12 de mayo de 2013 conmocionó al mundo. Antes de ser señalado Christian B. como posible culpable, se investigó a sus propios padres, que recibieron disculpas correspondientes por parte de dos diarios británicos.

Christian Brueckner

Christian Brueckner, fue identificado como el principal sospechoso de la desaparición de Madeleine en junio de 2020. Esto constituyó el mayor avance en el caso, tras casi 15 años de investigación.

El sospechoso, aún no fue imputado por esta causa. Actualmente cumple una condena de siete años por violar a una mujer estadounidense de 72 años en el Algarve en 2005, dos años antes del secuestro de la pequeña.

No obstante, ya contaba con un amplio historial de delincuencia. En el año 1995 y el delito que se le imputaba era el de abuso de menores y huyó a Portugal. Su primer juicio por un delito sexual fue en 1994. Tenía 17 años y fue condenado en Baviera por abusar de un niño. Luego de eso logró escapar. El último caso relacionado con menores fue un proceso por tenencia de pornografía infantil en 2016.