sábado 09 de enero 2021

Zidane explotó tras jugar en medio del temporal de nieve que sacude a España y planteó su temor

El Real Madrid igualó 0-0 como visitante en Pamplona, pero el DT mostró su disgusto por jugar en medio de la compleja situación meteorológica que golpea al país.

“Evitemos los desplazamientos y sigamos las indicaciones de los servicios de emergencia. Extrememos la precaución ante la borrasca Filomena”, solicitó el mandatario español Pedro Sánchez en medio de la tormenta de nieve que castiga a ese país durante las últimas horas y que dejó un saldo de al menos tres muertos. En ese contexto, Real Madrid viajó más de 300 kilómetros para enfrentarse como visitante ante Osasuna en el Estadio El Sadar.

El marcador 0-0 que lo alejó de la cima del campeonato pareció ser una anécdota para el entrenador Zinedine Zidane, quien explotó de furia por haber disputado el encuentro frente a la compleja situación meteorológica que azota al país. El francés aseguró que llevaron “mal” el viaje y advirtió: “Nosotros jugamos el partido porque nos dijeron de jugar el partido, pero al final en esta condición hemos visto lo que hemos visto. No ha sido un partido de fútbol. Jugamos y ya está. Ahora es parte del pasado. Vamos a pensar porque no sabemos ahora lo que vamos a hacer: si nos quedamos aquí, no sabemos si vamos a viajar mañana o el lunes. Lo que tenemos que pensar es recuperarnos y pensar en el partido del miércoles”.

Enfurecido, no escondió el temor que ahora mantiene en vilo a la delegación del Merengue, que debe volver a unir los más de 350 kilómetros que separan al estadio ubicado en Pamplona y a Madrid. Previamente, los jugadores estuvieron alrededor de tres horas arriba del avión en el aeropuerto de Barajas hasta que pudo despegar. Según el diario local 20minutos, fue el único vuelo en salir de ese aeropuerto.

“No son excusas. Todo el mundo lo que quiere ver es un partido de fútbol y hoy las condiciones no estaban para un buen partido de fútbol. Es la sensación de todos. Ni las quejas de quedarnos en el avión tres horas, eso no. Es el partido de fútbol. Para mí las condiciones no estaban para un buen partido de fútbol”, señaló teniendo en cuenta que la nieve golpeó a Pamplona durante toda la previa del duelo y hasta había un acuerdo entre las dirigencias de continuarlo el domingo si la nieve obligaba a detenerlo en medio de la acción.

“Nosotros hicimos lo que pudimos hacer en el campo, pero no ha sido un partido de fútbol. Al final las condiciones eran muy complicadas y ya está. Te digo la sensación que tenemos después de este partido con todo lo que ha pasado en los dos días. No sabemos cuándo vamos a volver. Si mañana o pasado, al final son condiciones complicadas”, agregó sobre su gran preocupación.

Pero el entrenador no fue el único que expresó su bronca absoluta por lo ocurrido. El arquero Thibaut Courtois fue todavía más crítico que el DT francés: “Nos obligaron a despegar en un aeropuerto congelado, no podemos volver hoy y quizá mañana tampoco cuando el jueves tenemos que jugar en Málaga. Tienen que pensar que los futbolistas somos seres humanos, no un espectáculo. Hemos venido al estadio con la carretera llena de nieve. Hay que mirar por la seguridad de la gente. También tenemos familias”. Y agregó en esa misma línea: “Hacemos lo que nos piden. Sabemos que si no venimos vamos a perder los tres puntos, pero no hay más que ver cómo están las carreteras o los aeropuertos. Nosotros también tenemos familias y no somos marionetas que tienen que jugar siempre”.

Según explicó el ministro español de Interior, Fernando Grande-Marlaska, la tormenta denominada “Filomena” es uno de los hechos climatológicos más impactantes del último medio siglo en ese país: “Afrontamos el temporal más intenso de los últimos 50 años”. Las autoridades declararon la alerta roja en cinco regiones –entre ellas Madrid– por lo que las vías terrestres, ferroviarias y aéreas fueron cortadas por las violentas borrascas de nieve que se abaten desde el viernes por la tarde sobre gran parte del país.

Independientemente de todo este suceso, el empate sin goles dejó al Real Madrid ubicado en la segunda colocación con 37 unidades, detrás del Atlético de Madrid (38). Sin embargo, el equipo de Diego Simeone tiene tres partidos menos que sus tres inmediatos perseguidores: Barcelona (34) y Villarreal (32) también disputaron 18 jornadas cuando el Colchonero apenas jugó 15.

Cerrar