martes 01 de febrero 2022

Un príncipe alemán adopta a un hombre adulto ante la falta de heredero

Frédéric von Anhalt eligió al hijo de un amigo suyo como sucesor, asegurando que la adopción no afectó a su amistad con el padre biológico.

El príncipe Frédéric von Anhalt, de 78 años, conocido por ser el noveno y último marido de la legendaria actriz de Hollywood Zsa Zsa Gabor, adoptó al hijo de uno de sus amigos para que sea su heredero, informa el diario New York Post.

La historia se relata en detalle en la serie documental ‘Adults Adopting Adults’ (‘Adultos adoptando adultos’), que se estrena este 31 de enero en el canal estadounidense A&E. El sucesor elegido es Kevin Feucht, de 27 años.

“Mi padre es amigo de Frédéric y me dijo que podía quedarme en su casa. Frédéric y yo acordamos que si le ayudaba en la casa, trabajaba con él en el ordenador, me aseguraba de que se pagaran sus facturas (ya he conseguido rebajar algunas) y cocinaba para él a veces, podía quedarme”, dijo Feucht al diario neoyorquino.

Von Anhalt explicó que su heredero vivirá junto a él y que tiene un nuevo certificado de nacimiento, donde se indica que él es oficialmente su padre. El príncipe asegura que este hecho no ha afectado a su relación con el padre biológico de Feucht. “Su padre y yo seguimos siendo amigos. Su madre y su padre están de acuerdo”, destacó. 

Experiencia en adopciones

La adopción no es algo nuevo para Von Anhalt, quien mientras estaba casado con Gabor ya había adoptado a cinco personas más, pero todos le abandonaron tras recibir los títulos. El aristócrata espera que el destino de Feucht sea otro.

“Estoy haciendo todo lo correcto [para proteger la herencia] mientras estoy vivo. Pero después de que muera, me importa un bledo. Por ahora, sin embargo, solo espero que Kevin funcione. Es diferente a los demás, tiene cerebro, pero nunca se sabe”, afirmó el príncipe.

El propio Von Anhalt, nacido en una familia humilde del municipio alemán de Wallhausen, fue adoptado en 1979 por la princesa María Augusta de Anhalt después que en 1975 muriera su único hijo, nieto del último emperador alemán, Guillermo II.