martes 30 de marzo 2021

Un misterioso trastorno cerebral desconcierta a los médicos canadienses

Los especialistas están intentando determinar si se trata de un síndrome neurológico previamente desconocido o una serie de dolencias no relacionadas, pero conocidas, e incluso tratables.

Los médicos de la provincia canadiense de Nuevo Brunswick se han enfrentado con lo que parece ser una nueva enfermedad cerebral tras el registro de una serie de casos que involucran pérdida de memoria, alucinaciones y atrofia muscular.

Según Jennifer Russell, directora médica de la región, 43 personas padecen ese síndrome neurológico progresivo de origen desconocido, con síntomas similares a los de padecimientos priónicos como la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (ECJ) y sus variantes, incluida la encefalopatía espongiforme bovina, también conocida como enfermedad de las vacas locas.

El 17 de marzo, uno de los principales medios de Canadá, CBC, filtró un memorando interno enviado por Russell a la Sociedad Médica de Nuevo Brunswick y otras asociaciones médicas en el que describe los detalles de los casos. El documento, con fecha del 5 de marzo, reportó que el primer caso conocido fue diagnosticado en 2015. Once casos más salieron a la luz en 2018, seguidos de otros 24 pacientes en 2020. Otros siete fueron reportados en el transcurso de este año y en total, han muerto cinco personas.

Aunque la edad promedio general de los pacientes es de 59 años (54 años en las mujeres), el memorando señala que la enfermedad afecta a todos los grupos de edad. Hasta la fecha, los casos se han distribuido por igual entre hombres y mujeres, agrega el reporte.

Ahora, un equipo de investigadores, incluidos científicos federales, están intentando determinar si están lidiando con un síndrome neurológico previamente desconocido o una serie de dolencias no relacionadas, pero conocidas, e incluso tratables. El documento indicó que si bien el grupo de casos puede parecerse a la ECJ, las pruebas hasta ahora han descartado enfermedades priónicas conocidas.

El 18 de marzo, Russell confirmó que “lo más probable es que se trate de una nueva enfermedad”, y agregó que “no hemos visto esto en ningún otro lugar” en Canadá.

Cerrar