Cerrar
viernes 05 de marzo 2021

“Tuve que soltar a mi hijo de un mes, era él o yo”: crudo relato de un padre tras caer de una balsa

Una balsa con más de 20 personas cruzaba de Salta a Bolivia por el río y la crecida hizo que varios desaparecieran, entre ellos menores de edad.

Una tragedia se registró el miércoles pasado en la provincia boliviana de Salta, cuando un grupo de personas intentó cruzas aguas internacionales en una especie de balsa de goma.

Dicha balsa se pinchó y gran parte de ellos cayeron al agua del tramo que separa la ciudad de Aguas Blancas y Bermejo, dejando una víctima fatal y varios desaparecidos, entre ellos, un bebé.

Se pudieron conocer los testimonios de algunos de los sobrevivientes del accidente en el Río Bermejo. Uno de ellos es el padre de una de las personas desaparecidas: un bebé de apenas un mes. En su relato, aseguró que, ante el azote de la marea, debió soltar a su hijo.

En declaraciones a medios locales el hombre afirmó entre lágrimas: “No me quedaba otra. Era él o yo. Estoy destruido”. El hombre es el papá de una familia de la ciudad de Maipú, en la provincia de Mendoza, y que aseguró que tomó la decisión porque “le entraba mucha agua“.

Otro superviviente al hecho pudo corroborar su narración, ya que aseguró que vio al hombre soltar al menor. “Vi que lo hizo para salvar a su esposa. Ellos venían en el gomón. No sé qué será de la vida de ese bebé, espero que puedan encontrar el cuerpo para darle sepultura”, comentó al medio El Tribuno.

Continúa la búsqueda de desaparecidos en medio de la angustia de los familiares

Las tareas de rescate son complejas por las tormentas, que mantienen agitadas las aguas del río Bermejo, pero el vuelo de helicópteros resultaba imposible en la tarde de este jueves.

Los familiares comienzan a aportar los primeros datos, y señalan, por ejemplo, la desaparición de una mujer. Así ya son tres las víctimas desaparecidas confirmadas, dos de ellas serían menores de edad que difícilmente hayan sobrevivido.

El accidente se desencadenó puntualmente en uno de los pasos ilegales usados por contrabandistas, traficantes de drogas o de personas, y vecinos de la zona que viven del precario esquema comercial local.

El Ministerio Público de Bolivia coordina las tareas de rescate e intentar esclarecer qué ocurrió.