martes 30 de marzo 2021

“Superluna”, la clave silenciosa para desencallar al buque que bloqueaba el canal de Suez

Decenas de remolcadores, palas mecánicas, dragas y cientos de operarios intentaron durante casi una semana mover las 200 mil toneladas del Ever Given.

El buque Ever Given mantuvo al mundo en vilo desde que el martes 23 de marzo encalló en el canal de Suez cuando iba rumbo al mar Mediterráneo, luego de una maniobra bajo investigación que lo llevó a colisionar contra el margen derecho de la vía marítima por la que pasa el 10% del comercio global. Al principio las autoridades del canal pensaron que podían remover el buque en 48 horas, pero rápidamente se dieron cuenta que la empresa era mucho más complicada.

Para lograr el desbloqueo, ocurrido recién el lunes siguiente, no solo se necesitó que los ingenieros alinearan sus planes, la utilización de barcos remolcadores y de excavadoras. Sino que también se necesitó de otra alineación, una muy poco esperada: la Luna, el Sol y la Tierra.

Luego de varios días de maniobras y planes fallidos, los expertos esperaban que la “superluna” de principios de semana ayudara en las maniobras para mover al buque de 200.000 toneladas y 400 metros de largo que frenó el comercio internacional.

La "super Luna de gusano" brilló en la noche previa a que las mareas altas ayudaran a desencallar el buque en el canal de Suez (REUTERS/Darrin Zammit Lupi)

Muchas personas no saben que las mareas son altas cuando hay luna llena o luna nueva, lo cual ocurre cuando la Luna está en alineación directa con el Sol, y la Tierra. Esto provoca una mayor atracción gravitacional sobre la Tierra. Como resultado, las mareas altas son todavía más altas y las mareas bajas, más bajas. Se las conoce por muchos, como mareas de primavera y ocurren dos veces al mes.

Esta vez, el efecto se amplificó por la primer superluna del año, gracias a que esta coincidió con el punto más cercano de la Tierra en su órbita elíptica. Las superlunas ocurren varias veces en el año y esta en particular es conocida como la “luna gusano”.

Varios medios internacionales destacaron la ayuda de la Luna y la marea alta como claves para el éxito de la operación. “La luna llena propició que subiera la marea, lo que ayudó a que el barco pudiera ser arrastrado, primero desde la popa y después por la proa”, detalló EFE. Según el diario The Washington Post, la luna llena propició la marea más alta del mes.

Osama Rabie, jefe de la Autoridad del Canal de Suez, anunció este lunes “el éxito de la maniobra” para destrabar el buque, que se había encallado el martes pasado. “¡Lo conseguimos!”, señaló en un comunicado la empresa holandesa Boskalis, contratada para ayudar en la operación. “Los egipcios han logrado hoy poner fin a la crisis”, señaló el presidente del país, Abdel Fattah al Sisi, en un comunicado este lunes. Sin la pompa de esas declaraciones iniciales, tres de los actores clave del logro siguieron con su rutinaria rotación en el Sistema Solar.

Cerrar