Cerrar
miércoles 25 de agosto 2021

Sospechoso del caso Madeleine McCann se burla de los investigadores y los muestra en caricatura

Christian Brueckner, encarcelado bajo un extenso historial criminal, quedó vinculado al caso de la desaparecida niña tras ser señalado por un testigo.

El principal sospechoso en el caso de la desaparecida menor Madeleine McCann, el alemán Christian Brueckner, dibujó una caricatura en la que se burla de los investigadores, a los que muestra dirigiéndose a un clarividente para buscar evidencias.

La imagen fue difundida por Bild después que Brueckner se la suministrara a la prensa, a pesar de estar encarcelado en una prisión de alta seguridad en Oldemburgo, conocida como el ‘Alcatraz del Norte’.  

En el centro de la caricatura se ve a un hombre que sostiene un billete de cinco euros y le pregunta si hay “algo nuevo” a otra persona que está con una bola de cristal detrás de una cortina. De acuerdo con Daily Mail, el hombre representa al fiscal Hans Christian Wolters, que dirige en Alemania la investigación sobre el caso McCann. A su vez, la persona con la bola de cristal sería el clarividente Michael Schneider, quien dio a las autoridades alemanas las coordenadas del sitio donde, en su opinión, fue enterrado el cuerpo de la menor. La Oficina Federal de Investigación Criminal alemana respondió a la carta de Schneider y prometió usar la información en su trabajo.

Más abajo y a la derecha se observa en la caricatura un tercer personaje, perplejo, que según Daily Mail sería el propio Brueckner. De fondo, otras personas aparecen durmiendo en una sala de audiencias.

No es la primera caricatura que hace y divulga el principal sospechoso en el caso. En mayo, dibujó a dos fiscales que pedían ‘un filete forense’ en un restaurante.

El sospechoso

La niña británica Madeleine McCann desapareció en 2007 en Portugal, cuando tenía tres años, y se cree que fue asesinada.

La investigación acerca de su paradero no ha arrojado ninguna pista sólida. Sin embargo, en junio del 2020 las autoridades alemanas anunciaron la identificación de un sospechoso, Christian Brueckner. 

Se trata de un ciudadano alemán que desde 2019 se encontraba cumpliendo una condena de siete años de cárcel por la violación de una mujer estadounidense de 72 años, hecho ocurrido en 2005.

El sujeto, con un extenso historial criminal que incluye robos en hoteles, condenas por abuso sexual de menores y posesión de pornografía infantil, quedó vinculado al caso McCann tras ser señalado por un testigo. Según este último, Brueckner se habría jactado, mientras estaba embriagado en un bar, de que sabía lo que sucedió con Madeleine.

Los fiscales siguen buscando pruebas y todavía no presentan cargos contra Brueckner.