Cerrar
miércoles 04 de agosto 2021

Se lesionó en plena carrera, pero se negó a abandonar y llegó cojeando a la meta

La atleta británica era una de las candidatas al podio en el heptatlón, pero una dolencia en una de sus pantorrillas le impidió colgarse una medalla.

Redacción

repretel.com

Katarina Johnson-Thompson dejó una de las imágenes más dolorosas e inspiradoras de los Juegos Olímpicos. La atleta de 28 años se lesionó en la final de los 200 metros del heptatlón pero en lugar de retirarse de la pista, se levantó y llegó entre lágrimas a hasta la línea final.

El episodio tuvo lugar este miércoles durante una carrera que forma parte de una de las pruebas del heptatlón en donde los competidores deben medirse en 100 metros con vallas, salto en alto, lanzamiento de peso, 200 metros llanos, salto en largo, lanzamiento de jabalina y 800 metros llanos. La británica había tenido una buena primera jornada, pero algunos expertos habían notado que su tobillo derecho no estaba en las mejores condiciones.

“Estaba teniendo conversaciones con la gente después de que ella terminó su sesión matutina, y se podía ver que había algunos problemas allí, parecía que estaba cojeando un poco del salto de altura”, declaró el ganador de la medalla de oro en salto en largo en Londres 2012, Greg Rutherford, quien ahora se desempeña como comentarista de la televisión inglesa.

A la hora esforzarse por correr, Johnson-Thompson sintió las molestias en esa zona cuando le restaban cerca de 100 metros para el final y tras aminorar su velocidad y dar algunos saltos apoyándose en su pierna izquierda se desplomó en el suelo. Mientras el resto de las competidoras alcanzaba la línea final, un grupo de asistentes se acercaron a ella e intentaron subirla a una silla de ruedas, pero la deportista se negó. En lugar de retirarse optó por reincorporarse y completar el trazado pese al dolor.

Su esfuerzo generó que el resto de las corredoras la felicitaran al terminar la prueba y la reconocieran por su decisión. Pero lamentablemente la joven de 28 años no podrá seguir participando de los Juegos Olímpicos y resta saber cuál es la dolencia que padece, teniendo en cuenta que en esa zona se rompió el Tendón de Aquiles hace menos de un año.

En un comunicado, British Athletics informó: “Desafortunadamente, Katarina Johnson-Thompson sufrió una lesión en la pantorrilla derecha durante los 200 metros y tuvo que retirarse del heptatlón. Para confirmar, no es una repetición de su reciente lesión en el tendón de Aquiles que tenía en la pierna izquierda. No habrá más comentarios esta noche”.

La atleta oriunda de Liverpool había arrancado el día con un primer puesto en su serie de 100 metros con vallas y había terminado tercera de su grupo en salto en alto, aunque no había tenido una buena actuación en lanzamiento de peso. Por su lesión no podrá continuar compitiendo y por ende no participará del resto de las pruebas del heptatlón.

El momento que protagonizó Johnson-Thompson despertó la emoción de varias ex figuras del deporte como Denise Lewis, campeona de heptatlón en Sídney 2000, quien escribió en redes sociales: “Estoy tan destrozada por ella. Ha trabajado muy duro para llegar a esta etapa. El corazón de alguien ha sido destrozado en la pista. Será difícil para ella volver de esto emocionalmente, pero lo hará“.

A falta de los desafíos del jueves, la holandesa Anouk Vetter lidera la competencia con 3.968 puntos, por encima de la belga Noor Vidts y Nafi Thiam de Bélgic, la gran candidata en la previa.