Cerrar
sábado 28 de noviembre 2020

Se entrega a la policía el empleado de la funeraria que se fotografió junto al cadáver de Maradona

Moreno, investigado por presunta profanación de un cadáver y violación de derechos personalísimos

Diego Molina, el empleado de la funeraria que se fotografió junto al cadáver de Diego Maradona, se ha entregado a la Policía después de que la Fiscalía argentina abriera una investigación por la imagen, convertida en viral apenas unas horas después de la muerte del futbolista.

Según informó ABC, Molina acudió junto a su abogada a la comisaría vecina 15A, ubicada en el barrio de Chacarita. Horas antes unos agentes habían intentado localizarle, sin éxito, en su domicilio.

Según informan varios medios argentinos, el fiscal al cargo del caso no tomó ninguna medida cautelar. Molina abandonó la comisaría a los pocos minutos tras haber dejado sus datos personales y de localización. Al funerario se le investiga por un delito de presunta profanación de un cadáver y violación de derechos personalísimos.

Molina fue despedido de su trabajo al igual que Claudio Fernández, que también se tomó otra fotografía junto al cadáver de Maradona, en la que además aparece su hijo, y que ha pedido perdón en una entrevista en Radio 10: «Estábamos acomodando antes de llevarlo y mi hijo, como todo pibe, levantó el pulgar y ahí se sacó la foto».

Ambos han denunciado las amenazas que están sufriendo por parte de grupos ultras tanto de Argentinos Júniors como de Boca Júniors, que han jurado venganza por las imágenes junto al ataúd de su ídolo.

En vivo

Programación completa