jueves 17 de diciembre 2020

Sacerdote adopta a bebé con Síndrome de Down abandonado por su madre

La madre era una joven de 17 años de edad con problemas de alcohol y esquizofrenia; el bebé fue nombrado por el sacerdote como Ismael, y ahora tendrá una vida prometedora.

Redacción

repretel.com

En redes sociales circula la historia de Omar Sánchez Portillo, un sacerdote originario de Lima, Perú que adoptó a un bebé con Síndrome de Down que fue abandonado por su madre después de la labor de parto.   

El religioso ha dedicado gran parte de su vida a ayudar a personas en situaciones vulnerables en un albergue del cual es director, llamado Asociación de las Bienaventuranzas sin embargo, parece que ahora se ha enfrentado a su mayor reto. De acuerdo a información de medios locales, la madre del menor era una joven de 17 años de edad con problemas de alcohol y esquizofrenia. 

“Fue al hospital a dar a luz. Aparentemente llevó un mal embarazo dio a luz y lo dejó abandonado. El Ministerio conoce nuestra obra y el perfil de los chicos que recibimos por lo que nos llamó para recibirlo” dijo el sacerdote para medios locales. 

Por si fuera poco, Ismael, nombre con el que fue adoptado, llegó en un día especial para el sacerdote ya que fue en el día de su cumpleaños, situación que agradece a Dios. 

Cabe señalar que este suceso ocurrió en 2018, no obstante, ha tomado relevancia nuevamente debido al intenso trabajo altruista del sacerdote durante la pandemia de Covid-19. Desde luego que su acción generó gran cantidad de reacciones y comentarios por parte de los internautas, quienes celebraron su humanidad y solidaridad, además que pudieron conocer un poco más sobre los labores de Omar.

Aunque no lo creas, este sacerdote no suele ser como todos los demás, pues tiene 17 tatuajes en el cuerpo e incluso uno con el nombre de su exnovia, con la que vivió en Nueva York cuando era joven. Fue hace 20 años que decidió seguir el camino de Dios y dedicarse a ayudar a los demás. 

Tan solo en los últimos meses de este 2020, su asociación ha repartido casi 300 mil canastas con vivieres a personas que viven en extrema pobreza en zonas de Lima Sur, Rímac, San Juan Lurigancho y Comas, entre otros. 

En vivo

Programación completa