miércoles 03 de febrero 2021

Puente de Cachí abrirá este sábado

Lluvias impidieron tener lista la apertura para este jueves, como se había anunciado.

Redacción

repretel.com

Las condiciones climáticas que han afectado a buena parte del país esta semana, incluso en la zona de Cachí, impidió realizar algunas labores en el puente sobre el río Reventazón, por lo que no se podrá reabrir el paso por el sitio este jueves.

La reapertura de esta estructura, sometida a rehabilitación desde el 26 de octubre anterior, quedará para este sábado 6 de febrero, al amanecer, como máximo, informaron en la Gerencia de Conservación de Vías y Puentes del Consejo Nacional de Vialidad.

El personal del Consejo lamentó no poder reabrir el paso este jueves, pero los mismos habitantes de la zona deben ser testigos de que el clima, cargado de lluvia, ha sido una constante desde hace varios días y eso ha impedido realizar labores como pintura de la estructura, demarcación de la carretera y la colocación de mezcla asfáltica en caliente, en algunos lugares pendientes.

Lo que sí se logró realizar este martes, por parte de la Dirección General de Ingeniería de Tránsito, fue la colocación del sistema de semáforos que regulará el paso por el puente.

El tránsito por la estructura será en un solo sentido a la vez, es decir, ambos carriles funcionarán con reversibilidad con base en un sistema de semáforos, aportado por Ingeniería de Tránsito, con un valor de $12.000, unos millones ¢7.2 millones, de tal manera que, por lapsos de tiempo, la circulación sea en un sentido y luego a la inversa.

En Ingeniería de Tránsito destacaron que los primeros días serán de pruebas, de tal manera que, con base en los flujos vehiculares, se vayan optimizando los tiempos de paso en verde en uno y otro sentido, por lo que solicitan comprensión en esos primeros días a los pobladores de la zona y usuarios del puente.

Por su parte, las autoridades del Consejo Nacional de Vialidad detallaron que las obras sobre la estructura, ubicada en la ruta nacional 224, tienen un costo de ¢563 millones.

A partir del 6 de febrero se seguirá trabajando en labores pendientes, como las aceras y las barandas de contención.