domingo 31 de julio 2022

¿Puede predecir terremotos? Encuentran segundo pez remo en Ecuador

La aparición de 2 peces remo y un reciente temblor en Ecuador ha generado preocupación en más de un habitante.

El primer pez remo fue encontrado el martes 26 de julio por pescadores en las costas de Anconcito, Santa Elena. En menos de una semana, durante el último 30 de julio, encontraron el segundo sobre unas rocas en la playa Esmeraldas.

Ambos animales medían más de dos metros de largo y han generado curiosidad y preocupación en más de uno: su aparición sobre la superficie ha sido asociada históricamente con terremotos.

El origen de la relación entre los sismos y el pez remo

La creencia ha tomado fuerza después de que el domingo se registrara un sismo de magnitud 3.5 en Tufiño, Carchi, Ecuador.

El origen de la relación entre los sismos y los peces está en Japón, donde es una creencia popular que se ha esparcido en todo el mundo. No obstante, la hipótesis no ha podido ser comprobada ni validada por científicos o institutos geofísicos.

Debido a la repercusión de los últimos sucesos, el Instituto Geofísico de Ecuador compartió el último sábado, desde su cuenta de Twitter, una infografía en la que desmiente la relación entre el pez remo y los sismos.

Infografía del Instituto Geofísico de Ecuador. Foto: captura/ @IGecuador

La imagen cita una investigación que analizó 366 sismos 221 hallazgos de peces remos durante 1928 y 2011. La conclusión del estudio señala que solo uno de los eventos sísmicos podría estar relacionado con esa especie animal.

La ciencia sobre el pez remo

En 2019, un equipo creado por el Instituto de Investigación y Desarrollo de los Océanos de la Universidad de Tokai y por la Universidad Prefectural de Shizuoka desarrolló investigaciones sobre el pez remo y otras siete especies marinas que suelen ser relacionadas con catástrofes naturales.

El equipo recurrió a hemerotecas de periódicos regionales para examinar lo ocurrido cada una de las 336 veces en que se registraron avistamientos de las especies, entre noviembre de 1928 y marzo de 2011, de acuerdo al portal Nippon.

El único caso en el que determinaron relación fue el terremoto de la costa de Chūetsu (Niigata) del 16 de julio de 2007 y, finalmente, concluyeron que todo eran supersticiones de la gente tras revisión de fundamentos estadísticos, según reseñó el portal.