Cerrar
viernes 22 de octubre 2021

Padres de Cleo Smith dieron detalles de qué pasó en la carpa donde dormía la niña de 4 años desaparecida en Australia

Ellie Smith y Jake Gliddon relataron lo que sucedió entre el viernes por la noche y el sábado a la madrugada en el campamento donde pasaban la noche junto a la pequeña y a Isla, su otra hija.

Cleo Smith se encontraba durmiendo dentro de una tienda de campaña en el camping Blowholes, unos 875 kilómetros al norte de Perth, junto a su madre Ellie Smith, su padrastro Jake Gliddon y su media hermana menor cuando desapareció en medio de la oscuridad. Sus padres brindaron una entrevista al medio 9News de Australia, en la que detallaron todo lo ocurrido.

La pequeña fue vista por última vez a la 1.30 de la madrugada del sábado 16 de octubre: se despertó para pedirle agua a Ellie y Jake y siguió descansando acostada al lado de la bebé, Isla. Al despertarse la pareja, unas cinco horas después, tanto la pequeña como su saco de dormir habían desaparecido.

“Nos volvimos a dormir y nos levantamos cuando Isla (la hija más chica de la pareja) quiso una mamadera, cuando pasamos la división y fui al otro cuarto, el cierre de la carpa estaba abierto y Cleo no estaba y eso fue todo. Me volví hacia (el padrastro) Jake y le dije: ‘Cleo se ha ido’”.

(Fuente)

Desde allí comenzaron a buscar por todos lados, nos “aseguramos de que ella no estaba en la tienda y luego nos subimos al auto y conducimos por todas partes”, afirmaron.

Durante la entrevista contaron la distribución dentro de la carpa: “Cleo estaba en un colchón, nuestro bebé estaba a su lado en una cuna, teníamos una división y después estábamos nosotros en otro colchón”.

Hablaron además del apoyo brindado por toda su familia, y pidieron que “Si ven cualquier cosa, si alguien tiene información o ve algo, por favor llamen a la policía”.

“Nos inundan con mensajes diciendo que creen que la ven en distintos lugares. Reporten, es todo lo que les pedimos que hagan, porque nosotros no podemos hacer nada. Si ven algo repórtenlo, no pasa nada si es pequeño o grande, si estás seguro o no, solo queremos a nuestra niña en casa”, concluyeron.

La hipótesis de la Policía

En la nota del medio australiano, las autoridades policiales expresaron que tienen “graves preocupaciones” por la niña desaparecida y publicaron nuevas imágenes de su pijama y el saco de dormir con el cual desapareció. Cleo fue vista por última vez con un pijama de una pieza rosa/morado con un patrón azul y amarillo.

“La realidad es que si exploramos el escenario de que hay participación de terceros y alguien ha sacado a Cleo de esta área, estamos en el día cuatro, podrían estar en cualquier lugar”, dijo el inspector de policía de WA, Jon Munday.

Por otro lado, se interrogó a las personas en el campamento y se registraron minuciosamente todos los automóviles que salían. Además, fue interrogado el padre biológico de la niña quien vive en Mandurah, ya que los investigadores están decididos a no dejar piedra sin remover.

El detective británico Graham Hill, quien viajó a Portugal para ayudar a resolver la misteriosa desaparición de Madeleine McCann, que desapareció en 2007 a la edad de tres años de una habitación en la que dormía con sus hermanos Amelie y Sean en un apartamento de Portugal en el que pasaba las vacaciones, también cree que Cleo no se perdió.

La publicación realizada por la madre en su cuenta personal de Facebook, pidiendo ayuda en la búsqueda de su hija. (Fuente)

“Diría que es una posibilidad remota que se haya levantado, se haya alejado y se haya llevado el saco de dormir. Creo que eso es muy poco probable porque habría algún tipo de alteración. Se vería dónde arrastró el saco de dormir y ¿hasta dónde va a llegar un niño de cuatro años en la oscuridad?”, dijo ayer al diario West Australian.

El primer ministro de Australia Occidental, Mark McGowan, elogió a los voluntarios y al personal de los servicios de emergencia que participaron en la búsqueda.

“Gracias por sus esfuerzos en nombre de la familia Smith”, dijo. “Nuestros pensamientos están con la familia de Cleo durante lo que sin duda es un momento extremadamente difícil”.

Las autoridades australianas ofrecieron este jueves una recompensa de un millón de dólares australianos (equivalente a 750.000 dólares estadounidenses o 640.000 euros) por la información que ayude a dar con el paradero de la niña de cuatro años cuya desaparición recuerda al famoso caso de Madeleine McCann en 2007.