lunes 14 de febrero 2022

Once personas murieron arrastradas por el mar durante un ritual de meditación en Indonesia

La ceremonia estaba dirigida por un gurú que sobrevivió y que está siendo interrogado. Una niñita de 2 años de edad estaba entre los que sobrevivieron al suceso

Once personas murieron ahogadas, arrastradas por las olas mientras meditaban en una playa de Indonesia, informaron el domingo las autoridades locales.

El suceso ocurrió en la playa Payangan en el distrito Jember de la provincia de Java Oriental el sábado en la noche.

Las 24 personas estaban tomados de la mano meditando durante un ritual local, poco después de la medianoche. “Estaban muy cerca del mar y no pudieron salvarse cuando llegó la marea y los arrastró”, indicó el comandante de la policía local Hery Purnomo a la cadena TVOne.

Una niñita de 2 años de edad estaba entre los que sobrevivieron al suceso, dijeron los funcionarios. Los sobrevivientes fueron llevados a una clínica cercana.

“Un vecino les advirtió que no se metan al mar debido a las olas fuertes, pero lo ignoraron”, relató I Wayan Suyatna, director del equipo de rescate.

La última víctima fue sacada del mar el domingo en la tarde.

No hay detalles sobre el ritual que estaba realizando el grupo en esta región de mayoría musulmana, indicó Purnomo, que explicó que la meditación estaba dirigida por un gurú que sobrevivió y que está siendo interrogado.

El comandante militar regional Batara Pangaribuan dijo que la playa generalmente estaba vigilada y cerrada después del anochecer, pero el grupo encontró un camino hacia ella.

“La playa ha estado relativamente tranquila últimamente debido a la pandemia e incluso si hay visitantes, simplemente se sientan y no nadan debido a las altas olas”, dijo Pangaribuan.

Los medios locales informaron que algunas de las víctimas, originarias de pueblos aledaños, eran parientes.

El servicio meteorológico indonesio había advertido sobre la posibilidad de clima extremo y altas olas en varias regiones, entre ellas la provincia de Java Oriental.

De hecho, las marejadas son habituales en las playas de Indonesia, donde faltan medidas de seguridad.

El año pasado dos turistas nacionales murieron tras ser arrastrados por el oleaje en una playa del distrito de Malang, en Java Oriental.

En 2019, cinco personas que estaban de vacaciones en una playa en la provincia de Lampung murieron tras ser arrastradas por las marejadas.

En 2018, un tsunami en la ciudad indonesia de Palu, que se desencadenó después de un terremoto de magnitud 7,5, vio a cientos de personas arrastradas por olas gigantes de más de 3 metros de altura mientras jugaban en la playa de la ciudad turística.

(Con información de AP y AFP)