miércoles 16 de marzo 2022

Nuevo hospital de Turrialba muestra importante avance constructivo

Estará finalizado en dos años y tendrá capacidad para 110 camas en beneficio de unas 100 mil personas.

A casi un año de haber dado la orden para iniciar la construcción del nuevo hospital William Allen Taylor de Turrialba, el presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada, inspeccionó este martes el avance de las obras que ya muestran la forma de T en su módulo principal, uno de los aspectos novedosos de su diseño.

La edificación de esta moderna infraestructura hospitalaria representa una inversión de $92 millones (₡57.040 millones), y contará con capacidad para 110 camas en beneficio de unas 100 mil personas usuarias.

“Los últimos dos años han sido muestra de las capacidades tan extraordinarias que tiene nuestro sistema de salud, con un personal cargado de mística y entrega. Ahora, imaginemos los alcances que tendrían si continuamos dotándolos de herramientas de punta para desarrollar sus capacidades”, reflexionó el presidente Alvarado, en referencia a la extraordinaria labor para enfrentar la pandemia por el COVID-19.

“Nos llena de satisfacción ver el avance tan evidente en las obras del nuevo hospital que fortalecerá a la población de Turrialba y le garantizará a la ciudadanía el acceso a la salud pública de manera cercana e inmediata”, añadió el mandatario.

El gerente médico de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Randall Álvarez, -quien acompañó el mandatario junto al alcalde de Turrialba, Luis Fernando León- resaltó que la digitalización será uno de los principales atributos del nuevo centro médico.

“Esta construcción representa a la Caja y ese pacto por fortalecer a la institución para que siempre esté al lado de los costarricenses. El nuevo hospital será un centro digitalizado, inteligente, moderno, con tecnología de última generación y representativo de la zona”, mencionó el Dr. Álvarez.

40 mil metros cuadrados. La obra cuenta con 40 mil metros cuadrados de construcción, ubicada en un terreno de 10 hectáreas.

La edificación se erige en cinco niveles para la atención hospitalaria y otro de un piso donde se ubicarán la lavandería, casa de máquinas, mantenimiento y proveeduría. 

El terreno se engalanará con hermosas zonas verdes, amplios parqueos, jardines y accesibilidad para todas las personas. Además, será una de edificación segura, moderna, sostenible y amigable con el ambiente. 

El nuevo hospital William Allen Taylor será un centro de salud inclusivo donde imperará el respeto por todas las personas, principalmente a los indígenas cabécar quienes reciban trato digno, diferenciado y adaptado a su modo de vida. 

La infraestructura se entregará en aproximadamente dos años, bajo la modalidad “llave en mano” que involucra el diseño, construcción, equipamiento y mantenimiento por dos años.

El proceso constructivo del nuevo hospital de Turrialba trae consigo beneficios complementarios como la creación de 400 nuevos empleos, mejoras en las vías comunitarias y más servicios de transporte público.