Cerrar
domingo 07 de marzo 2021

Niños de América Latina perdieron más clases a nivel mundial, según Unicef

La agencia de la ONU calcula que tres de cada cinco alumnos que han perdido un año escolar viven en esta región.

Los países de América Latina y el Caribe se han visto afectados por la pandemia de la COVID-19, que ha desencadenado una crisis sanitaria y educativa. De acuerdo con Unicef, los(as) niños(as) son los(as) más perjudicados(as) por el cierre de las escuelas, circunstancia que podría traer consigo consecuencias irreparables para el futuro educativo.

Unicef calcula que tres de cada cinco alumnos que han perdido un año escolar viven en esta región, donde las instituciones educativas han permanecido cerradas durante 158 días aproximadamente, desde marzo de 2020 hasta febrero de 2021, y que podría prolongarse todo este año.

“Si el promedio del calendario escolar es de 190, estamos hablando de que el 83% de ese calendario escolar se perdió en clases presenciales”, sostuvo Ruth Custode, especialista en educación de la Oficina Regional de Unicef para América Latina y el Caribe.

A nivel mundial, el promedio de tiempo con las aulas cerradas es de 95 días, que representa la mitad del calendario lectivo. Ante la notable diferencia, se evidencia la gravedad del cierre de escuelas latinoamericanas y caribeñas, particularmente cuando se acerca el primer aniversario del estallido de la pandemia a escala global.

En lo que va de la pandemia, 14 países han mantenido cerradas las instituciones educativas durante todo el último año, dos tercios pertenecen a Latinoamérica y el Caribe.

Panamá es el país con más días de escuelas cerradas (211 jornadas), luego le siguen El Salvador (205) y Bangladesh (198). También destacan los prolongados cierres en Bolivia (192 días), Brasil (191), Costa Rica (189) o México (180).

Custode sostiene que ello se debe a la vulnerabilidad de los sistemas educativos de estos países, que cuentan con bajos presupuestos y no presentan las condiciones básicas de bioseguridad.

En ese panorama, la experta de Unicef insiste en que los alumnos tienen que volver “lo antes posible” a los centros educativos, porque cuanto más tiempo pase peores serán las consecuencias.