martes 01 de diciembre 2020

Mujer de 101 años supera tres veces la COVID-19

Cuando la centenaria nacida en Italia recibió el alta por tercera vez, pidió un plato de risotto y polenta para celebrar.

Redacción

repretel.com

En Italia, una mujer de 101 años venció por tercera vez al nuevo coronavirus, dejando sorprendidos a los profesionales de la salud, quienes tienen dificultades para brindar una explicación del peculiar caso, informó el portal Corriere Milano.

María Orsingher nació el 21 de julio de 1919 y reside en la localidad de Ardenno, región de Lombardía. Ella contrajo la COVID-19 por primera vez al inicio de la pandemia, a fines de la primavera, en un hogar de adultos mayores.

Según detalló el medio local, la anciana recibió tratamiento en un hospital para personas que requieren cuidados especiales y logró superar al virus.

En septiembre, no obstante, Orsingher dio positivo por coronavirus por segunda vez. La centenaria italiana tuvo síntomas muy leves de la enfermedad y necesitó 18 días de tratamiento en el nosocomio antes de resultar negativo.

Cuando trató de volver de nuevo al centro de salud donde fue atendida por primera vez, a finales de octubre, volvió a dar positivo, aunque en este caso estaba asintomática. El personal médico no podía creerlo, según contaron los parientes de María.

Los especialistas no tienen una explicación clara de lo sucedido con la mujer. Entre las razones de los tres positivos, destacan que algunos testeos pudieron dar un falso negativo, que la cantidad de virus en el cuerpo fue tan baja que la prueba no lo pudo detectar o que una parte de la COVID-19 permaneció en las membranas mucosas, por lo que consiguió ser detectado a fines de octubre.

Cuando por fin María recibió el alta por tercera vez, pidió uno de sus platos favoritos como recompensa por vencer tres veces a la enfermedad. Ella, que residió siempre en una aldea y crio a sus seis hijos, solicitó un premio: un plato de risotto y una polenta.

“Nunca le faltó el apetito. De joven fue siempre un ejemplo de buena salud. Su medicina siempre fue un trabajo duro”, manifestaron sus familiares.