domingo 09 de agosto 2020

La explosión de Beirut generó un cráter de 43 metros de profundidad

El estallido tuvo la misma intensidad que un sismo de magnitud 3,3 en la escala de Richter

La enorme explosión en el puerto de Beirut generó un cráter de 43 metros de profundidad, dijo el domingo una fuente de la seguridad libanesa, en referencia a la evaluación realizada por expertos franceses en pirotecnia enviados al terreno.

La deflagración del martes, de una virulencia extrema, devastó barrios enteros dejando a más de 300.000 personas sin hogar y causó más de 150 muertos y 6.000 heridos y decenas de desaparecidos. Provocada por la explosión de un almacén que contenía 2.750 toneladas de nitrato de amonio desde hace seis años, según el primer ministro libanés Hassan Diab “sin medidas de prevención”.

La explosión provocó “un cráter de 43 metros de profundidad”, según la fuente de la seguridad. Las imágenes muestran un hueco semicircular en el puerto, que ha sido tapado por el agua del Mar Mediterráneo y que impide apreciar la magnitud de los destrozos.

El Instituto Estadounidense de Geofísica (USGS) con sede en Virginia, había indicado que la intensidad de la explosión fue la de un sismo de magnitud 3,3 en la escala de Richter.

A título compartivo, la explosión en 1962 de una bomba atómica de 104 kilotones en el lugar de ensayos nucleares de “Sedan” en Nevada (oeste des Estados Unidos), dejó un cráter de cerca de 100 metros de profundidad.

El espectacular atentado que mató al entonces primer ministro Rafic Hariri en 2005, realizado con una camioneta cargada de explosivos, dejó un cráter de diez metros de diámetro y dos de profundidad, según la web del Tribunal Especial Internacional.

El sábado, miles de manifestantes enfurecidos con la clase dirigente acusada de corrupción, de incompetencia y de negligencia, ocuparon brevemente ministerios y marcharon por el centro de Beirut reclamando venganza.

En el denominado “Día del Juicio”, grupos de manifestantes saquearon los ministerios de Economía y Medio Ambiente, situados ambos en un mismo edificio en el que los asaltantes prendieron algunos fuegos, según la prensa local.También la sede de la Asociación de Bancos, situado en la misma calle del centro de Beirut, fue ocupada y sufrió un incendio. Asimismo, los manifestantes asaltaron el edificio que alberga el Ministerio de Exteriores, el cual resultó dañado en la explosión del martes en el puerto de Beirut y solo estaba resguardado por dos miembros de las fuerzas de seguridad, de acuerdo con el periódico “The Daily Star”.

Para tratar de apaciguar los ánimos de la calle, el primer ministro denostado Hasan Diab anunció el sábado que iba a proponer la celebración de elecciones anticipadas y dijo estar dispuesto a permanecer en el poder “durante dos meses”, el tiempo para que las fuerzas políticas lleguen a un acuerdo.

(Con información de AFP)

En vivo

Programación completa
Cerrar