Cerrar
sábado 23 de octubre 2021

La advertencia de uno de los asesores de Joe Biden para América Latina: “Hay que evitar que El Salvador se vuelva otra Venezuela”

“Usar la popularidad para debilitar los sistemas democráticos lo hemos visto en otras partes de Latinoamérica y es algo que nos preocupa bastante”, aseguró Juan González

Estados Unidos quiere coordinar con otros países para prevenir que “El Salvador se vuelva otra Venezuela”, porque le preocupa cómo el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, “usa la popularidad para debilitar el sistema democrático” en el país.

Así lo afirmó este viernes Juan González, el principal asesor para Latinoamérica del presidente estadounidense, Joe Biden, en una entrevista con la agencia EFE después de visitar Ecuador y Colombia junto al secretario de Estado, Antony Blinken.

Consultado sobre la deriva autoritaria de algunos líderes en América Latina, y específicamente Nayib Bukele, González dijo: “Hemos visto esa película antes, en lugares como Venezuela, donde alguien usa la popularidad para crear un sistema autoritario, y eso no ha servido al pueblo venezolano muy bien. Ante la celebración del (vigésimo aniversario de) la Carta Interamericana Democrática, nos hemos comprometido con un sistema democrático en la región, no por ideología, sino porque hemos intentado Gobiernos revolucionarios y autoritarios y no han rendido los resultados económicos, sociales y políticos de la forma en que lo hace la democracia”.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele (Foto: Europa Press)

Además, el asesor de Biden dijo que EEUU tiene “varias herramientas” para frenar el avance de los autoritarismos, “pero nuestra meta es establecer condiciones en donde el pueblo salvadoreño pueda prosperar. Tenemos una relación bastante cercana con el pueblo salvadoreño, y vamos a seguir trabajando con ellos. Desafortunadamente, la corrupción -como en otras partes del mundo- en El Salvador impide la prosperidad de su pueblo y la habilidad del Gobierno de rendir cuentas. En este momento, usar la popularidad para debilitar los sistemas democráticos lo hemos visto en otras partes de Latinoamérica, y es algo que nos preocupa bastante y vamos a trabajar con la comunidad internacional para prevenir que El Salvador se vuelva otra Venezuela”.

En esa línea, cuando fue consultado sobre el avance de la causa contra Alex Saab en la Justicia de EEUU y las posibles consecuencias para Nicolás Maduro, González dijo que “eso es algo que será resultado de un proceso judicial independiente aquí en los Estados Unidos. Un compromiso que hizo el presidente Biden cuando fue candidato es que no solo estamos nosotros apoyando un proceso de negociación que lleve a elecciones libres y justas, (sino) también haciendo todo lo posible para apoyar al pueblo venezolano dentro y fuera de Venezuela -por eso el presidente dio el Estatus de Protección Temporal (TPS) a los venezolanos-. (Eso incluye) también ir tras cada dólar que se ha robado al pueblo venezolano”.

Alex Saab en prisión durante la audiencia con el juez O’Sullivan (Foto: Tribunal Federal de Florida)

“Pero lo más importante sobre el tema de Saab es que los procesos judiciales en los Estados Unidos y en las democracias robustas son independientes, y caminan de una forma independiente. Y nosotros desde enero hemos dejado muy claro que Saab nunca iba a ser parte de una negociación, porque la negociación entre los venezolanos tenía que ser sobre el futuro del país. Creo que la decisión del equipo de Maduro de pararse de la mesa por un individuo que ha sido acusado de robar cientos de millones de dólares del pueblo venezolano demuestra las prioridades de Maduro”, destacó.

Por último, respecto de las chances de que se retome el diálogo entre el chavismo y la oposición en México, el asesor de Biden dijo que “nosotros hemos levantado prohibiciones al gas licuado de petróleo (que se utiliza principalmente) para cocinar, y si te das cuenta, no hemos impuesto nuevas sanciones sobre Venezuela desde el 20 de enero porque esta Administración apoya al 100% un proceso de diálogo que lleve a resultados concretos, ambiciosos e irreversibles hacia una Venezuela democrática”.

“Seguiremos apoyando el proceso, pero de nuevo, abandonar la mesa con una persona cuando uno puede avanzar una conversación que le dé beneficio a todo el pueblo venezolano y restaure la democracia en Venezuela, demuestra las prioridades de Maduro. Nosotros seguimos comprometidos con el diálogo y haremos todo lo posible por apoyarlo. Y hemos indicado la voluntad de levantar presión, basado en acciones concretas, irreversibles y ambiciosas a favor de la democracia”, concluyó.

(Con información de EFE)