miércoles 30 de junio 2021

La actriz Allison Mack fue sentenciada a tres años de prisión por reclutar mujeres en la secta sexual NXIVM

Se declaró culpable en 2019 por su participación en la organización fundada por Keith Raniere, que fue condenado a 120 años de cárcel por tráfico sexual

Tras declararse culpable de haber manipulado a mujeres para convertirlas en esclavas sexuales del líder espiritual Keith Raniere de la secta NXIVM, la actriz Allison Mack fue sentenciada este miércoles a tres años de prisión por un tribunal de Nueva York.

La condena es mucho menor que el mínimo de 14 años que buscaban los fiscales.

Tras su condena en una prisión federal, Mack tendrá también que cumplir con otros tres años de libertad condicional y pagar una multa de USD 20 mil.

“Usaste tu fama para atraer víctimas que confiaron en ti”, le dijo el juez Nicholas Garaufis. “Demandaste de esas personas material que se uso en su contra”.

“Tomé decisiones de las que me arrepentiré para siempre “, le dijo Mack al magistrado, según Associated Press, y agregó que estaba llena de remordimiento y culpa“.

Horas antes de la sentencia, Mack pidió perdón a las víctimas del culto fundado por Raniere del que fue partícipe: “A aquellos que han sido perjudicados por mis acciones es de suma importancia para mí decir, desde el fondo de mi corazón, que lo siento mucho”.

“Me entregué a las enseñanzas de Keith Raniere con todo lo que tenía’, agregó, refiriéndose al fundador de Nxivm, que fue condenado el año pasado a 120 años de cárcel por tráfico sexual y otros cargos. “Creía, de todo corazón, que su mentoría me estaba llevando a una versión mejor y más ilustrada de mí misma. Le dediqué mi lealtad, mis recursos y, en última instancia, mi vida. Este fue el mayor error y arrepentimiento de mi la vida”.

“Lamento haberlos expuesto alguna vez a los esquemas nefastos y emocionalmente abusivos de un hombre retorcido. Lamento haberlos animado a usar sus recursos para participar en algo que fue en última instancia, tan feo “, señaló en un comunicado.

Allison Mack (Getty Images)

Mack fue arrestada en abril de 2018, como parte de las investigaciones en contra de NXIVM, una secta que lideró Keith Raniere y que, con el pretexto de ofrecer guía profesional, reclutó a decenas de mujeres y las violentó sexual y emocionalmente.

Fue liberada tras el pago de una fianza de USD 5 millones y cumplió arresto domiciliario.

Un año después de ser arrestada, en 2019, Mack se declaró culpable de los cargos en su contra, como obligar a mujeres a ser esclavas de Raniere, y aceptó cooperar con la investigación en torno a NXIVM. Brindó su testimonio y cintas de audio a las autoridades.

En la carta que envió al juez que emitió su sentencia, Allison también reconoció que no escuchó las advertencias de muchas personas que “lucharon” por mostrarle la verdad sobre NXIVM y Keith Raniere. “Lamento haber sido tan terca”, escribió.