martes 13 de octubre 2020

Johnson & Johnson detiene ensayo de posible vacuna contra COVID-19 por una “enfermedad inexplicable”

“Los eventos adversos, incluso los que son graves, son una parte esperada de cualquier estudio clínico, especialmente los estudios grandes”, aclaró Johnson & Johnson sobre su posible vacuna

La farmacéutica Johnson & Johnson informó este lunes 12 de octubre que detuvo el ensayo clínico de su vacuna experimental contra el coronavirus porque uno de sus voluntarios presentó una “enfermedad inexplicable”.

“Siguiendo nuestras pautas, la enfermedad del participante está siendo revisada y evaluada por la Junta de Monitoreo de Seguridad de Datos independiente de Ensemble (nombre del estudio), así como por nuestros médicos internos clínicos y de seguridad”, dijo citado por la cadena estadounidense CNN.

Mediante un comunicado, Johnson & Johnson indicó que “los eventos adversos —enfermedades, accidentes, etc.—, incluso los que son graves, son una parte esperada de cualquier estudio clínico, especialmente los estudios grandes”.

De hecho, en septiembre la universidad británica de Oxford y el laboratorio AstraZeneca pausaron las pruebas de su candidata a vacuna por posible reacción adversa en un participante.

Luego un segundo voluntario que recibió la ChAdOx1 nCoV-19 también desarrolló una “rara enfermedad”, como desveló un informe publicado por la propia AstraZeneca.