Cerrar
miércoles 26 de enero 2022

Hospital de Niños cuenta con novedoso cuarto frío para el almacenamiento de reactivos

Con la donación del cuarto frío, se facilitarán los inventarios y el resguardo de los reactivos.

El Laboratorio Clínico del hospital Nacional de Niños recibió, una donación de un cuarto frío con equipo frigorífico amigable con el medio ambiente, gracias al apoyo del gobierno alemán y la empresa privada.

Para la doctora Cendry Alfaro, directora a.i. del Laboratorio Clínico, el nuevo cuarto frío permitirá almacenar reactivos y materiales de gran cuantía, salvaguardando su conservación, lo cual es de suma importancia para dar un servicio de calidad a pacientes de múltiples patologías, incluyendo soporte para la emergencia por covid-19.

Con la donación del cuarto frío, se facilitarán los inventarios y el resguardo de los reactivos. Además, de optimizar el espacio operativo dentro del laboratorio al eliminar una gran cantidad de los equipos de refrigeración actuales, señaló la microbióloga.

Por su parte la doctora Olga Arguedas, directora general, recalcó la colaboración que el centro pediátrico ha recibido, a lo largo de los años, por parte de entidades gubernamentales y diplomáticas para este tipo de proyectos.

 “Agradecemos la generosidad de esta alianza entre autoridades de gobierno, empresa privada y autoridades diplomáticas del gobierno de Alemania, su coordinación y trabajo con el Laboratorio Clínico y el Área de Gestión de Ingeniería y Mantenimiento de nuestro hospital, que ha permitido el logro de tener ya este cuarto frío de última tecnología”, dijo.

La Embajadora de Alemania en Costa Rica, Martina Nibbeling-Wriessnig, recordó que “Alemania ha apoyado a Costa Rica de diversas maneras durante la pandemia: con la donación de 1,5 millones de jeringas en apoyo a la campaña de vacunación en diciembre pasado, la capacitación de personal por virólogos expertos, 100.000 pruebas PCR y otras donaciones a INCIENSA y al proyecto de respiradores de la UCR en 2020” y celebró que esta cooperación continúe en 2022, “gracias en gran medida al excelente trabajo de la Agencia de Cooperación Técnica Alemana para el Desarrollo – GIZ-“

Andreas Villar, director del Clúster Regional de Clima y Biodiversidad de GIZ dijo que esta es la primera vez que se trae este equipo de alta eficiencia energética al país y a Centroamérica.

La donación es resultado de un extenso proceso de cooperación entre Alemania y Costa Rica para introducir tecnología de refrigeración sostenible en la región centroamericana, proceso que está enmarcado entre GIZ y la dirección de Gestión de la Calidad Ambiental del MINAE, enfocado en promover la transición hacia tecnologías de refrigeración y aire acondicionados amigables con el clima, con la capa de ozono y bajas en emisiones de gases de efecto invernadero, agregó.

Para Dicoma Corporación, “nos complace muchísimo haber sido parte de esta iniciativa de GIZ, en aportar un granito de arena al hospital Nacional de Niños, apoyando con nuestra donación, en la construcción y puesta en marcha de un cuarto de almacenamiento refrigerado para el laboratorio, con un sistema de muy alta eficiencia y que opera con refrigerante natural R-290, contribuyendo igualmente al medio ambiente”, mencionó Luis Diego Solano, gerente comercial.

Conservación de materiales

El Laboratorio Clínico del hospital Nacional de Niños cuenta con una gran cantidad de reactivos que necesitan conservarse a temperaturas entre los 2 y 8 grados centígrados. Los mismos tienen un alto valor económico, por lo que es importante asegurar su resguardo, tanto en lo que se refiere a temperaturas óptimas de almacenamiento como a limitar el acceso a estos reactivos con el fin de evitar extravíos o hurtos.

Antes de la donación se contaba con 26 cámaras de refrigeración de diferentes capacidades ubicadas en diferentes espacios dentro de las áreas del laboratorio. Con la reubicación de los reactivos en el cuarto frío, se logró liberar espacio en el área analítica, lo que permitió restructurar las áreas para el ingreso de equipos analizadores de mayor capacidad.

La empresa Dicoma Corporación, S.A. donó la construcción del cuarto frío, mientras que el gobierno alemán mediante GIZ donó el equipo frigorífico. La donación, que se realizó a inicios de esta semana, está cuantificada en 10 millones de colones, aproximadamente.