miércoles 25 de noviembre 2020

Hospital de Heredia pone en marcha unidad médica móvil

La estructura móvil se utilizará como una extensión del servicio de Emergencias y tiene capacidad para atender 40 pacientes.

El hospital San Vicente de Paul (HSVP) de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) puso en marcha la unidad médica móvil (UMM) como una extensión del servicio de Emergencias para la atención de pacientes que acudan por padecimientos no covid-19, informó la doctora Priscilla Balmaceda Chaves, directora general del centro médico.

Como parte de la estrategia de fortalecimiento de la capacidad de los servicios de atención de pacientes con síntomas respiratorios y los que acuden por otras enfermedades, el centro médico planificó disponer de esta unidad médica que fue suministrada por el Centro de Atención de Emergencias y Desastres (CAED).

La Caja tiene capacidad para desplegar unidades médicas móviles  autosuficientes en cinco lugares diferentes, en forma simultánea, en apoyo directo a la red de servicios de salud.  Son esfuerzos que se realizan frente a una situación de emergencia, incluido el contexto de pandemia covid-19 a fin de asegurar la continuidad de la prestación de los servicios de salud y suman al arsenal de recursos institucionales.

La doctora Priscilla Balmaceda informó que el centro médico se está anticipando ante el posible incremento de casos covid-19 en una segunda ola y eventualmente una creciente demanda de servicios de emergencia por otros padecimientos.

Balmaceda valora como clave que este centro médico “desde el inicio de la pandemia por covid-19 tiene un equipo de trabajo comprometido que actúa rápidamente ante situaciones de brote para resguardar el bienestar de los pacientes y del personal del hospital y asegurar la continuidad de los servicios”.

Precisamente este miércoles se detectaron tres médicos del servicio de Emergencias positivos por covid-19, los cuales cumplen aislamiento domiciliar según lo establecido por el Ministerio de Salud.  También se aplicó desinfección profunda en áreas de este servicio sin generar afectación en la atención de los pacientes.

Balmaceda Chaves comentó que al conocerse los resultados de las muestras se activaron los protocolos y se aplicaron cambios en los flujos de atención por tres días mientras se concluye la limpieza.  Ningún paciente se ha visto afectado por el brote.

Respecto a la UMM, se trata de una estructura de seis módulos con un área de 335 metros cuadrados de superficie, incluye: planta eléctrica y sistema de distribución de agua propia, equipamiento médico, insumos, equipo informático (EDUS, registros médicos), medicamentos, 40 camillas y otro mobiliario. Tampoco deja huella ambiental.

Cuenta con líder de emisión que se encarga de implementar los estándares de la Iniciativa Global de Equipos Médicos de Emergencia de la OPS/OMS y de registrar todas las actividades en el sistema de gestión de calidad de la UMM.

Estas unidades médicas se adaptan en esta emergencia para reubicar servicios regulares que brinda un hospital y abrir espacio para atención de covid-19, o bien, para clasificar pacientes respiratorios y pacientes sospechosos en observación.

En vivo

Programación completa
Cerrar