martes 17 de mayo 2022

Honduras reconoce su responsabilidad por asesinato de mujer trans en el 2009

En cumplimiento de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, el Estado hondureño pidió perdón por la muerte de la activista Vicky Hernández.

Luego de que la Corte Interamericana de los Derechos Humanos declarara, en marzo de 2021, a Honduras responsable la muerte de Vicky Hernández, una mujer trans, trabajadora sexual y defensora de derechos humanos, que fue asesinada en pleno toque de queda decretado por el golpe de Estado contra el entonces presidente José Manuel Zelaya Rosales, en junio del 2009, el Gobierno del país reconoció su responsabilidad.

El acto simbólico fue llevado a cabo en San Pedro Sula, frente a la sede de la organización defensora de los derechos humanos de la población trans Colectivo Unidad Color Rosa, de la cual Hernández, de 26 años, era activista. Además, a esta ceremonia asistió Gabriela Redondo, la madre de Vicky; el canciller del Estado de Honduras, Enrique Reina; y la presidenta la Fundación Robert F. Kennedy Human Rights, Kerry Kennedy.

Por otro lado, el país otorgará una beca de estudios a Argelia Yolana Reyos Rios, sobrina de la activista, al tiempo que crearán la beca educativa “Vicky Hernández” para mujeres trans.

Ximena Castro de Zelaya, presidenta de Honduras, dijo que el Estado adoptará “un procedimiento para el reconocimiento de la identidad de género, que permita a las personas adecuar sus datos de identidad en los documentos correspondientes y en los registros públicos de conformidad con su identidad de género”.

Asimismo, como parte del cumplimiento de la norma, el Estado también hará un protocolo de investigación y administración de justicia durante los procesos penales para casos de personas LGBTIQ+ víctimas de violencia, así como el sistema de recolección de datos y cifras.

“Durante doce años vivimos una pesadilla en Honduras como resultado de la improvisación en el poder de una cleptocracia voraz que permitió y propició la infiltración del narcotráfico en las estructuras del Estado, que produjo corrupción en gran escala, impunidad y represión corno nunca se había experimentado” agregó la mandataria.