Cerrar
jueves 26 de agosto 2021

“Fue un shock”: la pareja que durante el confinamiento en Reino Unido tuvo dos embarazos y cuatro hijos

Jessica Pritchard, una maestra de primaria de Sheffield, declaró que se quedó “sin palabras” en el momento que se enteraron de que daría a luz trillizos.

Redacción

repretel.com

Jessica Pritchard, una maestra de escuela primaria en la localidad de Sheffield, Reino Unido, y su pareja, Harry Williams, tuvieron durante el confinamiento por coronavirus a su segunda hija Mia, pero 11 meses después, le tuvieron que dar la bienvenida a trillizos. Una historia que conmueve a todo el continente europeo.

Según informa Daily Mail y medios internacionales como Clarín, en tan solo menos de 12 meses Jessica ha tenido dos embarazos y ha dado a luz a cuatro hijos. En su familia, junto a Williams, ahora son siete, ya que la pareja tenía una hija de 8 años de nombre Molly.

Pritchard declaró que se quedó “sin palabras” en el momento que se enteraron de la noticia. Sin embargo, la pareja dice sentirse “muy afortunada y bendecida” con estas nuevas incorporaciones. Por lo pronto, ahora tienen que educar y ver crecer a cinco hijos menores de los 8 años.

Ha sido un torbellino de 12 meses, tuvimos un bebe y luego tres más”, dice Pritchard. “La hora de las comidas es divertida porque todos necesitan ser alimentados al mismo tiempo. Aparte de que se tarda más en alimentar, también hay que cambiar tres pañales en lugar de uno. Solo necesito ser más organizada, pero soy una persona bastante organizada”.

Pritchard, que se encontraba de descanso por maternidad tras el nacimiento en mayo del 2020 de Mía, descubrió que estaba embarazada de nuevo en octubre del mismo año. La mujer tuvo que acudir a sus revisiones ginecológicas sola por las restricciones en aquel momento en Reino Unido. Es por ello que la noticia de los trillizos la tomó por sorpresa y sin la compañía de Williams.

La ginecóloga inicialmente dijo que iba a tener gemelos, lo cual fue un shock en sí mismo, pero luego siguió buscando y dijo que había encontrado un tercero. (…) Estaba sin palabras. Fue un gran impacto, pero cada embarazo es una bendición, por eso nos consideramos muy bendecidos”, aseveró Pritchard.

Los trillizos de Jessica y Harry nacieron a las 31 semanas por una medida de precaución. Además, tuvieron que pasar siete semanas en cuidados neonatales antes de poder regresar a casa con su madre el mes pasado.

Actualmente, la familia ya se encuentra reunida en su totalidad en Sheffield y Molly ya disfruta de sus cuatro hermanos pequeños. “Ella los adora a todos. Es una hermana tan buena y quiere ayudar todo el tiempo“, puntualizó.