miércoles 23 de marzo 2022

Estos son los 13 detenidos sospechosos de tráfico de drogas en donde figuran 3 funcionarios penitenciaros

El líder de la banda, un privado de libertad, realizaba negocios ilícitos desde la cárcel.

Dayhan Céspedes
dcespedes@repretel.com

En 13 allanamientos realizados, la mañana de ayer martes, por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), en conjunto con el Ministerio Público y Fuerza Pública, se detuvo a 13 personas sospechosas de pertenecer a un grupo crimen organizado, ligado al tráfico de drogas.

Según los datos de la oficina de prensa del OIJ, estos son los detenidos:

  1. Valverde, 40 años, mujer, fue detenida en Ciudad Neily.
  2. Saavedra 19 años, mujer, hija de la anterior, detenida en Ciudad Neily.
  3. Méndez 30 años, mujer, fue detenida en Pérez Zeledón.
  4. Bonilla de 23 años, mujer, fue detenida en Buenos Aires.
  5. Granados de 51 años, hombre, fue detenido en Ciudad Neily.
  6. Hernández de 39 años, hombre, fue detenido en Pérez Zeledón.
  7. Chinchilla de 32 años, hombre, fue detenido en Pérez Zeledón.
  8. Ruiz Campos de 33 años, hombre, sería el líder y está recluido en la cárcel.
  9. Chinchilla Mora, hombre, está recluido en centro penal.
  10. Marín de 55 años, hombre (Funcionario Penitenciario), fue detenido en Centro Penal.
  11. Rojas de 58 años, hombre, detenido en Coronado (Funcionario Penitenciario)
  12. Matarrita de 38 años, hombre (Funcionario Penitenciario), detenido la semana anterior.
  13. Zúñiga de 38 años, hombre, fue detenido en Pérez Zeledón en una casa (Colaborador).

Además, un hombre, mexicano de apellido Chaves y de 47 años, permanece en fuga.

Se realizaron 8 allanamientos en Pérez Zeledón, uno de los puntos fue el ámbito C del centro penal, 1 en Buenos Aires, 1 en Osa, 2 en Ciudad Neily y 1 en Coronado, en donde se decomisó 5 armas de fuego, droga en apariencia marihuana y cocaína y dinero en efectivo.

Funcionamiento de la banda

Este grupo traficaba droga desde el sector de Paso Canoas hasta Pérez Zeledón, el líder de la banda, un privado de libertad, de apellidos Ruiz Campos, realizaba negocios ilícitos desde la cárcel.

Tres funcionarios penitenciaros que fueron detenidos, son sospechosos de ayudarle a Ruiz Campos, en la introducción de droga y celulares al centro penal, para que se comunicara con los colaboradores externos.