Cerrar
jueves 28 de octubre 2021

“Estafador del amor”: sujeto que seducía mujeres para robarles arriesga más de tres años de cárcel

El sujeto sacaba partido de sus atributos físicos para aprovecharse de la situación económica de sus víctimas.

El español Albert Cavallé usaba la misma técnica que Brad Pitt en “Thelma & Louise” para engañar a sus víctimas. El sujeto, apodado el “Rey de Tinder”, era experto en usar su apariencia física y su don de galán para seducir a mujeres y luego robarles.

El sujeto, también conocido como “estafador del amor”, fue acusado de engañar a cerca de 20 mujeres tras mantener relaciones sentimentales con ellas por un tiempo. Las afectadas crearon un sitio en internet donde publicaron el modo de operar del sujeto y todas sus mentiras.

En el sitio describen a Cavallé como un oportunista y mentiroso, que solía iniciar relaciones afectivas, usando Tinder, con mujeres de alto poder adquisitivo, a las que después de un tiempo pedía grandes cantidades de dinero usando diversas excusas: problemas familiares, dificultades laborales y dramas personales.

Cavallé fue juzgado por uno de estos delitos. La fiscalía, que acusaba a Cavallé de estafa continuada y apropiación indebida, retiró este último cargo al finalizar el juicio y rebajó la petición de pena por el primer delito, con lo que solicita una pena de 3 años y medio de cárcel.

Durante la sesión, se presentó la víctima, que mantuvo una relación con el acusado de apenas pocos meses, pero suficientes para que se apropiara de 53.000 euros y de su Jeep Cherokee.

“Le di el dinero por la presión (que ejercía Albert) y porque si no lo hacía pasarían cosas peores”, relató ante el tribunal. El acusado aducía que tenía las cuentas bloqueadas porque habían embargado la empresa de su padre y le prometía que cuando pudiera le devolvería todo el dinero.

Por si fuera poco, también robó el móvil de su compañera sentimental y lo vendió, el mismo destino que se sospecha que tuvieron su computador portátil y un televisor, publica La Vanguardia.

Cavallé se excusó diciendo que la mujer “era una exagerada” y que los préstamos que suscribieron eran para viajes y para comprar el Jeep y ha negado que iniciase la relación para beneficiarse económicamente.

La fiscalía y la representación de la víctima piden además de cárcel una indemnización de 60.000 euros de indemnización para hacer frente al pago de las deudas que le reclaman las entidades a la mujer y cerca de 10.000 para el costo del tratamiento por el trastorno ocasionado.

Foto: Redes sociales.