miércoles 25 de noviembre 2020

Escocia entregará gratis tampones y toallas femeninas a todas las mujeres

El país británico será el primero en el mundo en dictaminar la gratuidad de los productos de gestión menstrual, la cual supondrá una inversión de 13 millones de dólares al año.

Redacción

repretel.com

Escocia se convirtió este martes 24 de noviembre en la primera nación del mundo en aprobar por unanimidad la gratuidad de los productos de gestión menstrual, cuyos valores son popularmente conocidos como ‘impuesto rosa’.

En base al nuevo reglamento, las mujeres y personas menstruantes podrán acceder de manera gratuita a elementos como tampones y toallas higiénicas en entidades estatales, lo que se espera que disminuya la desigualdad de género y regularice el período.

Hace dos años, Escocia había decretado la gratuidad de esos artículos para las estudiantes, pero ahora esa disposición abordará a toda la población.

El plan fue expuesto por la diputada del parlamento escocés e integrante del Partido Laborista, Monica Lennon, quien sostuvo que se trataba de una ley “de vanguardia”, que ubicará a Escocia como el primer país en asegurar el acceso universal gratuito a los mencionados productos.

“Un día de orgullo para Escocia y una señal para el mundo de que se puede lograr el acceso universal gratuito a los productos de gestión menstrual”, comentó la funcionaria en su cuenta de Twitter.

Según el sitio oficial del Legislativo escocés, el proyecto presentado propone distintas maneras de hacer que los artículos para la menstruación estén disponibles de forma gratuita para las personas que los requieren.

“El Gobierno escocés debe establecer un plan en toda Escocia para permitir que cualquier persona que necesite productos de gestión menstrual los pueda obtener de forma gratuita, mientras que las escuelas, colegios y universidades deben hacer que una gama de productos de época esté disponible de forma gratuita en sus baños”, añadió Lennon.

Para realizar el programa se necesitará una inversión de casi 13 millones de dólares anuales. Además, el Gobierno de Escocia tendrá el poder de hacer que “otros organismos públicos proporcionen productos de época de forma gratuita”.