Sin categoría
jueves 17 de febrero 2022

En una nueva muestra de acercamiento, China respaldó a Rusia en la crisis de Ucrania

En la ONU, el enviado de Beijing cuestionó los intentos de ampliación de la Alianza del Atlántico Norte, y Antony Blinken expuso los planes de invasión rusos.

China acusó el jueves a Estados Unidos, aunque sin nombrarle, de alimentar la tensión en torno a Ucrania, producida, según Beijing, por la ampliación de la OTAN que “va en contra de nuestra época”, en el marco de una reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en Nueva York.

Beijing apeló a “todas las partes afectadas” a que “impere la razón y tiendan hacia una solución política y se abstengan de cualquier acto que pueda exacerbar las tensiones o alimentar la crisis”, declaró el embajador chino ante la ONU, Zhang Jun.

“Nada ocurre sin una razón. La ampliación de la OTAN es algo que no se puede obviar en las tensiones con Ucrania. La expansión constante de la OTAN, en la estela de la Guerra Fría, va contra nuestra época”, agregó el diplomático chino, en una defensa implícita a Rusia.

La seguridad nacional no puede garantizarse mediante la ampliación de un bloque militar. Esto se aplica tanto a Europa como a otras regiones del mundo”, aseguró Zhang Jun.

Al referirse implícitamente a Estados Unidos, el diplomático subrayó que el mundo cuenta con “un país que se niega a renunciar a su mentalidad de la Guerra Fría, que dice una cosa y hace otra para lograr una superioridad militar”.

Esto se ve, según él, sobre todo en “la región Asia-Pacífico con la creación de pequeños círculos trilaterales que pretenden provocar confrontación”, y “amenazan la estabilidad regional en detrimento de los países que la integran”, en clara referencia al pacto recientemente concluido entre Estados Unidos, Australia y Reino Unido.

EEUU expuso los planes rusos para Ucrania

También ante Naciones Unidas, Estados Unidos detalló los supuestos planes de Rusia para justificar y lanzar de manera inminente una invasión de Ucrania, que incluiría la toma de Kiev, unas acusaciones que Moscú consideró infundadas y peligrosas.

En un movimiento de última hora para recalcar la gravedad de la crisis, el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, viajó a Nueva York para intervenir ante el Consejo de Seguridad de la ONU, que tenía programada de antemano una reunión sobre Ucrania.

”Durante los últimos meses, sin provocación ni justificación, Rusia ha acumulado más de 150.000 soldados alrededor de las fronteras de Ucrania. En Rusia, Bielorrusia, la Crimea ocupada. Rusia dice que está reduciendo esas fuerzas (pero) nosotros no vemos que eso esté ocurriendo sobre el terreno”, dijo Blinken.

Según el secretario de Estado, la información de la que dispone EEUU “indica claramente que esas fuerzas, que incluyen tropas terrestres, aviones y barcos, se están preparando para lanzar un ataque contra Ucrania en los próximos días”.

Los supuestos planes rusos

Blinken describió a continuación cómo EEUU cree que Rusia va a proceder, empezando con la creación de un “pretexto” que justifique su ataque, que podría tomar la forma de un falso atentando terrorista, un supuesto descubrimiento de fosas comunes o incluso un ataque real o ficticio con armas químicas.

”Rusia podría describir este acontecimiento como una limpieza étnica o un genocidio, mofándose de un concepto que en esta cámara no nos tomamos a la ligera”, dijo ante el Consejo de Seguridad, advirtiendo de que los medios rusos ya han empezado a difundir algunas de estas “falsas alarmas”.

En un movimiento de última hora para recalcar la gravedad de la crisis, el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, viajó a Nueva York para intervenir ante el Consejo de Seguridad de la ONU, que tenía programada de antemano una reunión sobre Ucrania.

”Durante los últimos meses, sin provocación ni justificación, Rusia ha acumulado más de 150.000 soldados alrededor de las fronteras de Ucrania. En Rusia, Bielorrusia, la Crimea ocupada. Rusia dice que está reduciendo esas fuerzas (pero) nosotros no vemos que eso esté ocurriendo sobre el terreno”, dijo Blinken.

Según el secretario de Estado, la información de la que dispone EEUU “indica claramente que esas fuerzas, que incluyen tropas terrestres, aviones y barcos, se están preparando para lanzar un ataque contra Ucrania en los próximos días”.

Los supuestos planes rusos

Blinken describió a continuación cómo EEUU cree que Rusia va a proceder, empezando con la creación de un “pretexto” que justifique su ataque, que podría tomar la forma de un falso atentando terrorista, un supuesto descubrimiento de fosas comunes o incluso un ataque real o ficticio con armas químicas.

”Rusia podría describir este acontecimiento como una limpieza étnica o un genocidio, mofándose de un concepto que en esta cámara no nos tomamos a la ligera”, dijo ante el Consejo de Seguridad, advirtiendo de que los medios rusos ya han empezado a difundir algunas de estas “falsas alarmas”.

El siguiente paso, según EEUU, serán reuniones gubernamentales al más alto nivel para responder a esa supuesta agresión y el inicio de los bombardeos sobre Ucrania, acompañado de un bloqueo de las comunicaciones y de ciberataques contra instituciones clave.

”Después de eso, tanques y soldados rusos avanzarán sobre objetivos clave que ya han sido identificados y señalados en planes detallados. Creemos que estos objetivos incluyen la capital de Ucrania, Kiev, una ciudad de 2,8 millones de habitantes”, aseguró Blinken.

División en el Consejo de Seguridad

En el debate de hoy en la ONU volvió a quedar clara la fractura que existe entre las potencias del Consejo de Seguridad, con el Reino Unido plenamente alineado junto a Estados Unidos y China apuntando a la ampliación de la OTAN y a la actitud de Washington como origen del problema.

Mientras, los países de la Unión Europea, encabezados por Francia y Alemania, denunciaron los llamamientos en Rusia a reconocer la independencia de las provincias separatistas y subrayaron su pleno apoyo a la integridad territorial ucraniana.

Además, mostraron su preocupación por la acumulación de tropas rusas cerca de la frontera y dejaron claro que “cualquier nueva agresión militar de Rusia contra Ucrania tendría enormes consecuencias y acarrearía costos sin precedentes”.

(Con información de AFP y EFE)