Cerrar
lunes 18 de octubre 2021

El volcán de La Palma entró en su quinta semana de erupción: de la fascinación al desastre

Hay 7.000 evacuados, 696 hectáreas arrasadas y 1.500 construcciones destruidas.

Es difícil apartar la vista de un volcán, verlo nacer en directo en una emisión global continua, contemplar el poder inmenso de su fuego o el avance inexorable de los ríos de lava… es fascinante y adictivo.

Pero también es desasosegante, triste, cruel y desesperante. Un mes sin tregua para la isla de La Palma, que afronta un desastre social y económico, con el alivio de que no hay daños personales y de que la solidaridad, como la erupción, tampoco remite.

Lunes 13 de septiembre. Desde el sábado se han contado más de 400 terremotos en Cumbre Vieja, en La Palma. Es el tercer enjambre sísmico de 2021 y el décimo desde 2017. Los expertos avisan de que está relacionado con un proceso de intrusión magmática en el interior de la corteza de la isla, por lo que se activa el semáforo amarillo, el segundo nivel de alerta en una escala de 4.

14 de septiembre. Se contabilizan 3.000 eventos sísmicos, de los cuales unos 700 se localizan a profundidades de entre 9 y 12 kilómetros.

19 de septiembre por la mañana. El comité científico del Plan Especial de Protección Civil y Atención a Emergencias por Riesgo de Volcánico (Pevolca) asume que la actividad sísmica corresponde a una fase preeruptiva y empieza la evacuación de personas con movilidad reducida en los núcleos de riesgo.

PRIMERA SEMANA

19 de septiembre. Son las 15.13 horasErupción volcánica en la Cumbre Vieja, en una zona despoblada en Cabeza de Vaca, municipio de El Paso. Es la octava erupción en La Palma desde que hay registros históricos y la decimoséptima en Canarias. No hay daños personales; 5.000 evacuados, una decena de casas sepultadas y la lava avanza hacia el oeste a 700 metros por hora.

20 de septiembre. La lava avanza sobre el pueblo de Todoque y destruye un centenar de casas, carreteras e infraestructuras de regadío.

21 de septiembre. Primeros datos de los satélites Copernicus: La lava cubre 103 hectáreas y destruye 200 casas. Las engulle como si fueran de papel, ilustra una vecina del barrio de La Laguna. Un equipo de psicólogos ayuda a la población: ataques de pánico, ansiedad, rabia, insomnio y gente que “no se lo termina de creer”.

23 de septiembre. Los reyes de España, Felipe y Letizia, visitan La Palma y trasladan su solidaridad, en especial a los evacuados.

24 de septiembre. Pedro Sánchez anuncia un plan especial para la reconstrucción de La Palma y ayudas inmediatas para atender las necesidades de alojamiento, comprar enseres básicos y restablecer las comunicaciones, así como un régimen específico de expedientes de regulación de empleo.

El volcán se reactiva con más explosividad y cenizas. Se suceden las evacuaciones. La lava cubre 190 hectáreas y se traga 420 edificaciones. Las compañías aéreas suspenden operaciones en La Palma por las cenizas.

25 septiembre. El volcán intensifica su energía. Se trata de una típica erupción estromboliana de las que se dan en Canarias, si bien en este caso avanza sobre edificios, infraestructuras y cultivos en su recorrido hacia el mar, del que dista la colada 2.100 metros tras haber recorrido 3.100.

SEGUNDA SEMANA

26 de septiembre. La erupción arrolla uno de los símbolos de la resistencia a la lava: el campanario de la iglesia de Todoque.

27 de septiembre. El volcán vuelve a generar fuertes explosiones y forma una gran colada que desciende por el camino abierto por las anteriores. Ya supera al Teneguía (1971) en expulsión de magma, 46,3 millones de toneladas, y la lava, que ocupa 237 hectáreas, se queda a 800 metros del mar.

28 de septiembre. La lava entra en zona de plataneras y por la noche alcanza el mar en una zona de acantilados de Tazacorte, Los Guirres.

29 de septiembre. Mientras la lava comienza a avanzar en el mar, donde formará un delta, las aerolíneas recuperan la conexión aérea con La Palma tras cinco días de suspensión. Las casas destruidas son ya 656.

1 de octubre. El mes se estrena con dos nuevos centros emisores del volcán, que ha expulsado ya 80 millones de metros cúbicos de material, el doble que el Teneguía. El delta lávico o fajana ocupa 27,7 hectáreas en el mar, es el territorio más joven de España.

TERCERA SEMANA

3 de octubre. El gobierno español compromete ayudas por 232 millones de dólares, mientras que la administración canaria anuncia la compra de las primeras 18 viviendas, el envío de dos desaladoras para el riego y un buque cisterna para tratar de salvar cultivos. Se derrumba parte del cono del volcán y aumenta la actividad efusiva.

5 de octubre. Segundo paquete de ayudas, 248 millones de dólares, que incluyen un plan de empleo de 73 millones de dólares.

6 de octubre. Por primera vez se ponen cifras a la solidaridad de la sociedad civil. Ocho millones de dólares en donaciones, sin contar la llegada de enseres, ropa o alimentos. Una inyección de alegría para una isla con 6.000 de sus 83.000 habitantes evacuados de sus casas.

7 de octubre. Una bifurcación de la colada alcanza El Charcón, zona creada por el volcán San Juan en 1949. La calidad del aire empeora, el aeropuerto sigue inoperativo y la proliferación de seísmos hacia el sur genera inquietud en los vecinos de Fuencaliente y Villa de Mazo, aunque la apertura allí de un nuevo foco eruptivo es altamente improbable, porque los terremotos están a profundidades medias y altas. El delta lávico llega ya a 500 metros de la costa.

8 de octubre. La ceniza del volcán desborda por primera vez La Palma y se extiende hasta Tenerife, donde interrumpe las operaciones en el aeropuerto de Los Rodeos y con ello afecta al trafico aéreo de toda Canarias. La lava sigue avanzando en el océano y la fajana llega casi al límite de la plataforma insular, a partir del cual la mayor profundidad podría generar un derrumbe en su frente.

9 de octubre. Se reanudan los vuelos con La Palma. Un derrumbe del cono arroja más lava que avanza por el polígono industrial del Callejón de la Gata en Los Llanos de Aridane. La corriente magmática transporta grandes bloques de material, del tamaño de casas de tres pisos.

CUARTA SEMANA

11 de octubre. Los seísmos aumentan. Uno de ellos alcanza 4,3 de magnitud, pero a 39 kilómetros de profundidad. La lava quema una fábrica de cemento, lo que obliga a confinar en sus casas a 3.000 vecinos.

12 de octubre. Nuevas evacuaciones ante el avance de la colada por el noroeste. 800 personas dejan sus casas en el barrio de La Laguna. En cambio, el camino original del magma al sur de la montaña de Todoque, el que se dirige al delta lávico y al Charcón, parece detenido.

13 de octubre. Pedro Sánchez aterriza en La Palma por cuarta vez y no recibe buenas noticias: el volcán no va a parar ni a corto ni a medio plazo. El volcán emite 17.000 toneladas diarias de dióxido de azufre. Para pensar en que se esté apagando tendrían que ser 100 toneladas.

14 de octubre. Las coladas obligan a nuevas evacuaciones, 400 personas más que dejan el barrio de La Laguna desierto. Bajo tierra, a profundidades de más de diez kilómetros, se mantiene la sismicidad. Se detecta una deformación de cinco centímetros en el terreno próximo al cono.

15 de octubre. Tras una noche con velocidades de la lava de 250 metros por hora, el avance se ralentiza. Además, el Pevolca cree que los dos dedos de la colada más activa confluyan y se dirijan hacia el mar, sin adentrarse más en el barrio de La Laguna. Estos ramales de la colada están a un kilómetro de la costa y la previsión es que, si llegan al mar, formen una nueva fajana. Los evacuados son ya 7.000, las hectáreas cubiertas 696 y las construcciones destruidas más de 1500.

16 de octubre. Se registra el terremoto de mayor magnitud (4,6) e intensidad (IV-V, sobre XII) de cuantos ha soportado la isla desde hace más de un mes, aunque sin daños. Nueva boca eruptiva, en al sureste del cono principal, que expulsa cenizas y gases, pero no lava.

QUINTA SEMANA

17 de octubre. El frente de la colada más activa rebasa la montaña de La Laguna por el sur y camina a 15 metros por hora hacia el mar, con temperaturas de 1.270 grados. Le faltan 200 metros para llegar a los acantilados. Al caer la tarde, la actividad en el cono principal se intensifica y grandes coladas de lava se precipitan hacia el norte.

En vivo

Programación completa