Cerrar
miércoles 21 de abril 2021

El particular mensaje que Derek Chauvin se escribió en la mano antes de escuchar el veredicto que lo declaró culpable

El ex policía de Minneapolis enfrenta décadas de prisión después de su condena el martes por el asesinato de George Floyd

Antes de que se presentara el jurado con el veredicto, Derek Chauvin decidió tomar un bolígrafo. Lo sujetó con sus dedos y abrió la palma de su mano izquierda como si fuera un apunte. Escribió algo. A los pocos minutos los miembros que debatieron durante pocas horas su culpabilidad o inocencia ingresaron al recinto de la corte de Minneapolis. La resolución fue unánime: el oficial de policía, de 45 años, fue hallado culpable de asesinato involuntario en segundo grado; asesinato en tercer grado y homicidio involuntario en segundo grado. Los tres cargos sumados, podrían significar una sentencia de 75 años.

Antes de que se oficializara la condena Chauvin y su abogado, Eric Nelson, tuvieron un breve diálogo. Se presume que el letrado le dijo que cualquiera fuera el resultado de lo debatido por el jurado, apelarían el fallo. Fue entonces cuando el ex policía -que mató a George Floyd en mayo de 2020 tras asfixiarlo durante nueve minutos colocando su rodilla contra el cuello de la víctima- anotó algo en su mano que sólo pudo distinguirse cuando fue esposado y mostró sus palmas a las cámaras.

Chauvin escribió el número de teléfono de su abogado defensor, de acuerdo a una captura de video analizada por la cadena Fox News y por la confirmación que el propio Nelson hizo al sitio TMZ. El abogado del condenado le señaló a este último medio que su cliente había escrito el número telefónico antes de la condena, porque Chauvin sabía que si el jurado lo encontraba culpable de asesinato en segundo grado, casi con certeza le revocarían la fianza y sería enviado a custodia.

Pero, ¿por qué lo escribió en una mano en lugar de hacerlo en un papel? Según su experiencia, Chauvin sabe que una vez que cruzara la entrada de una penitenciaría, sus cosas podrían ser confiscadas y así se quedaría sin la posibilidad de tener el contacto de su abogado. Hasta el momento ni el letrado ni el propio condenado dijeron en qué consistiría la llamada. Sin embargo, es probable que ambos discutan las posibilidades que tienen de cara al futuro, entre ellas una posible apelación.

La condena

La decisión de la justicia llegó luego de que el lunes la Fiscalía del estado de Minnesota y la defensa de Chauvin expusieran sus alegatos finales durante unas cuatro horas frente al jurado. Tras escuchar los argumentos de ambos lados y las instrucciones que les ha dado el juez para su deliberación, los miembros del jurado, seis personas blancas y seis personas negras o de otras razas, se aislaron y encerraron en un hotel para repasar todas las pruebas presentadas en el juicio y llegar a la sentencia.

“Deben ser absolutamente justos”, les dijo el lunes el juez Peter Cahill a los 12 miembros del jurado, pidiéndoles que “evalúen y sopesen las pruebas y apliquen la ley”. Las pruebas eran, sin embargo, contundentes contra el policía. Chauvin fue grabado en video arrodillado durante más de nueve minutos sobre el cuello de Floyd, quien estaba esposado e inmovilizado boca abajo en el suelo y suplicaba: “No puedo respirar”.

En su alegato final, el fiscal Steve Schleicher mostró y mencionó ante el jurado el video grabado por una transeúnte testigo del arresto de Floyd por presuntamente usar un billete falso de 20 dólares para comprar un paquete de cigarrillos. “Pueden creer lo que vieron (…) No se trató de vigilancia policial, se trató de asesinato”, insistió. “Nueve minutos y 29 segundos de abuso de autoridad impactante. El acusado es culpable de los tres cargos. Y no hay excusa”, afirmó Schleicher.

Según el fiscal, Floyd “pidió ayuda con su último aliento”, pero Chauvin no lo asistió. “George Floyd no era una amenaza para nadie”, aseguró Schleicher. “No estaba tratando de lastimar a nadie”.

Por su parte, el abogado defensor Eric Nelson aseguró al jurado que Chauvin “no usó fuerza ilegal a propósito”. “Esto no fue un estrangulamiento”, dijo, y justificó las acciones de Chauvin y los otros policías que mantuvieron a Floyd en el suelo.

Según Nelson, la enfermedad cardíaca de Floyd y su consumo de drogas fueron factores decisivos: “Están tratando de convencerlos de que la enfermedad cardíaca del señor Floyd no jugó ningún papel (…) No estoy sugiriendo que esto fue una muerte por sobredosis (…) pero es absurdo decir que esto no incidió”.

Nelson instó al jurado a declarar no culpable a Chauvin: “El Estado no ha podido probar su caso más allá de una duda razonable”, afirmó.