jueves 31 de marzo 2022

El museo interactivo de Bad Bunny que dejó a todos boquiabiertos

El rapero puertorriqueño sorprendió a los fanáticos con un tobogán inflable esculpido con la forma de su cabeza y una réplica de su habitación

Los fanáticos fueron recibidos con una experiencia sorpresa: el museo Bad Bunny.

Bad Bunny sorprendió en su último concierto con una exhibición interactiva de sus logros antes del espectáculo. La experiencia constó de varias habitaciones e incluyó un tobogán inflable con la forma de su cabeza

Diseñado por el colectivo de arte Cool Shit, el recorrido contó con un caleidoscopio creativo de esculturas inflables, además de una variedad de experiencias interactivas.

Al ingresar al lugar de 50,000 pies cuadrados, los asistentes (que pensaron que solo asistían a un concierto) fueron recibidos por una imponente fachada con la inscripción “P FKN R” en relieve que los condujo a través de un túnel que brillaba en la oscuridad. Estaba decorado con la iconografía del rapero y se abría a un espacio similar a una exhibición basado en una escultura de tobogán inflable de Bad Bunny.

Para deslizarse por el tobogán, los invitados se metieron en la cabeza de Bad Bunny (literalmente), y cuando lo hicieron, tuvieron la oportunidad de escuchar música inédita, que no se reproducirá hasta que el artista de reggaetón inicie su próximo “World’s Hottest Tour” el 5 de agosto.

Otra de las salas contaba con una exhibición de los atuendos más icónicos del puertorriqueño. Se armaron sobre un andamio que también mostraba las portadas de las revistas en las que aparecía el rapero, destacando su rápido ascenso a la fama.