miércoles 16 de febrero 2022

El llamado del padre de Drayke Hardman, menor que perdió la vida por culpa del bullying en EE.UU.

"Ahora es mi momento de ser la voz de mi héroe, mi único hijo que nos fue arrebatado", Andy Hardman

Hay gran conmoción en Estados Unidos y gran parte del mundo tras conocerse la noticia del suicidio de Drayke Hardman, un niño de tan solo 12 años, quien sufría de bullying en su escuela, motivo por el cual habría decidido acabar con su vida

Los padres del menor denunciaron que su hijo sufría de acoso físico y verbal por parte de su agresor y a través de sus redes sociales, narraron la triste historia que dejó a esta familia con un integrante menos.

La hermana de Drayke, de 16 años, fue quien encontró la dura escena de su hermano menor sin vida. Su padre, Andy Hardman, intentó reanimarlo en repetidas ocasiones, sin lograr regresar a la vida al pequeño.

El señor Hardman condenó al agresor de su hijo y culpó al sistema por lo ocurrido, pues en Estados Unidos son muchos los casos de acoso que se presentan en las escuelas y nadie se encarga de ellos.

Llamados de atención al sistema

A través de las redes sociales de cada uno, los padres de Drayke Hardman publicaron fotos de su hijo y mensajes tajantes en contra del bullying, culpando al sistema por no hacerse cargo de estas situaciones y condenando lo ocurrido, que hoy tienen a su hijo como una víctima más.

Mensaje de su madre, Samie Hardman:

Este es el resultado de la intimidación, mi chico guapo estaba peleando una batalla que ni yo podía salvarlo. Es real, es silencioso y no hay absolutamente nada que puedas hacer como padre para quitar este profundo dolor. No hay señales, solo palabras hirientes de otros que finalmente robaron NUESTRO Drayke de este lugar cruel.

Tenía 12…. 12 años de edad. ¿Cómo un niño de 12 años que fue amado ferozmente por todos piensa que la vida es tan difícil que necesita alejarse de ella?

Este chico conocía el amor, todos los días de su vida, él era nuestro mundo, mi mundo, el mundo de su padre, el mundo de su hermana… giramos alrededor de este chico… Conocer a Drayke era amarlo, tenía un fuego que se encendía por gente, su personalidad ingeniosa y esos ojos azules de bebé conquistaron al mundo. Él es mi chico, la única persona que en un momento dado simplemente se detendría y me daría un abrazo, me diría 100384849 veces al día “Mamá, simplemente te amo”, mi obsesión por el baloncesto y el JAZZ. Siempre le decía a su papá y a sus hermanas que iba a ser la estrella más baja de la NBA, para que pudiera formar equipo con @spidadmitchell y pudieran conquistar el baloncesto.

Bueno, amigo, eres mi gracia salvadora, eres el guía de caza de papá y ahora eres el protector eterno de tus hermanas mayores. No estoy seguro de cómo navegar esta vida sin ti. Se suponía que pasaría el resto de mi vida contigo, y tú pasaste el resto de la tuya conmigo.

Mi corazón está destrozado, no sé cómo arreglarlo, o si alguna vez lo haré, pero pasaré cada minuto enseñando bondad en memoria de mi amigo favorito. Su propósito aquí era enseñar bondad, mostrar amor y lo hizo absolutamente, tomó a cualquiera como amigo para que tuvieran uno. Una vez que estabas en la tribu de Drayke, estabas allí para siempre.

No puedo empezar a expresar lo agradecida que estoy por mi gente, por las llamadas, los textos, todos los mensajes. Intento responder, lo hago, pero no sé cómo en este momento. Diré que los abracen, bebés, abrácenlos fuerte. Enséñales a vivir y a amar ferozmente.

Mensaje del padre, Andy Hardman:

Todavía hay personas increíbles en este mundo y hemos sentido mucho ese amor de muchos de ustedes. He querido compartir mis sentimientos, pero me ha costado encontrar las palabras. Ahora es mi momento de ser la voz de mi héroe, mi único hijo que nos fue arrebatado.

Cerré los ojos 51 horas después de comenzar la RCP con la esperanza de salvar la vida de mi hijo. Escuchar los gritos de su hermana de 16 años que presenció algo que nadie debería. Esta es mi pesadilla… cada momento que cierro los ojos. Mientras que mi hijo nunca volverá a abrir los ojos en esta vida.

Me inclino sobre mi hijo realizando RCP y siento que no tendré la fuerza para continuar mientras mis brazos se debilitan y arden por el agotamiento. Luchando en el fondo de tu mente que Drayke ya se había ido bajo la presión de cada movimiento hacia abajo. Mientras el vómito que aspira se filtra por su preciosa boquita.

¿Qué haría que un niño de 12 años perdiera tanta esperanza en su corazón que se amarraría la sudadera con capucha alrededor del cuello para quitarse la vida?

Una palabra… ACOSO!!!

Me desperté esta mañana más enojado que nunca en mi vida. ¿Me culpo a mí mismo? ¿Culpo a mi dulce niño matón? ¡Culpo al sistema! ¡Culpo al hecho de que estos matones existan! ¿Cómo hay tanto odio en nuestro mundo que permitimos que los niños lastimen a otros niños? Es simple… lo hacemos el uno al otro y ellos aprenden que está bien alimentar su falta de confianza. Creen que los hace geniales.

Mi hijo nunca se casará, nunca será padre. Mierda, él nunca tendrá un futuro de ningún tipo. Todo por culpa de un niño cobarde. ¿Por qué este chico merecía tratar a mi hijo como si no fuera humano? Lo que sucederá en él y sus cobardes amigos basura siguiendo a convertirse en un defensor del odio. ¿Son los padres? No tengo las respuestas, pero sé que ¡ESTO TIENE QUE PARAR AHORA!

Las personas en internet han mostrado su empatía con este caso y la familia Hardman, víctimas del bullying que se vive en las escuelas de Estados Unidos al sufrir la pérdida de uno de sus integrantes, el pequeño Drayke.

Sus publicaciones cuentan con cerca de 2 millones de reacciones de personas de todo el mundo, que han difundido esta desgarradora historia, con el fin de que se le ponga un alto definitivo al acoso físico y verbal que se sufre en los Estados Unidos.