lunes 12 de julio 2021

El conmovedor reencuentro de Ángel Di María con su familia y las confesiones de su madre: “Es indescriptible”

Para Ángel di María la ocasión fue más que especial.

Después de toda gloria, a los ganadores les toca regresar a casa. Para los jugadores de la Selección, que este sábado levantaron la Copa América en el estadio Maracaná, la vuelta tuvo un significado especial: en tiempos de pandemia, las familias de la delegación argentina permanecieron en el país mientras sus hijos, esposos o hermanos definían el torneo, y no los habían podido ver en persona después de conseguir el título que cortó con 28 años de sequía para la selección de Argentina.

Los mejores memes de Diego Maradona por los triunfos de Argentina e Italia

Para Ángel di María la ocasión fue más que especial. El jugador, parte de la generación ganadora del oro en Beijing 2008 a la que también pertenece Messi, pasó de estar fuera de las convocatorias de la Selección a anotar el gol más importante de este siglo para el equipo nacional. Tal vez algo de esto pensara mientras volvía a su Rosario natal para reencontrarse con su esposa Jorgelina y sus dos hijas pequeñas de 3 y 8 años.

Las mujeres recibieron a Di María en una ocasión doblemente feliz, ya que era el cumpleaños de Jorgelina, quien publicó en sus historias de Instagram los momentos de la llegada del mediocampista al barrio privado del Gran Rosario donde se hospeda la familia. Jorgelina se mostró muy emocionada, ya que le había anticipado a su esposo que haría un gol cómo el que hizo, picándosela al arquero, cómo en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

El abrazo de Di María con su esposa e hijas después de ganar la Copa América. Fuente: @jorgelinacardoso26.

En los videos, son las hijas las que escuchan el alboroto que causa la llegada de Di María a la casa y le abren la puerta su papá, que aparece pisando el césped de la entrada. Detrás, un grupo de vecinos aplaude y vitorea al campeón. Jorgelina, visiblemente emocionada, no alcanza a decir más que “¡Te Amo!” mientras los cuatro se funden en un abrazo. Hasta los vecinos del barrio se emocionaron con la escena, y cantaban: “¡Di María!, ¡Di María!” mientras el jugador y su familia entraban a la casa.

El festejo se vivió también dentro de la casa. En otra historia, Jorgelina mostró la decoración para celebrar el campeonato: decenas de globos celestes y blancos, otros con forma de pelota de fútbol y serpentina, alrededor de una gigantografía del jugador hecha de cartón en la que celebraba un gol con su característico festejo de formar un corazón con las manos.

La decoración para festejar la Copa América en casa de los Di María. Fuente: @jorgelinacardoso26

El jugador y sus hijas se divirtieron con el cotillón y los cantos de la Selección que la esposa de Di María había proyectado para musicalizar el festejo de una de las grandes figuras del torneo continental que consiguió la Argentina.

La alegría de Diana Hernández, la mamá de Di María

Quien también siguió el partido de Di María de una manera muy especial fue Diana Hernández, su madre, que contó en una entrevista radial con Ernesto Tenembaum (Radio con vos) cómo vivió el triunfo de su hijo junto a su marido Miguel: “La verdad creí que me iba a descomponer. Corrimos para todos lados, gritamos, quedamos roncos, sin poder hablar. Que volviera a hacer lo que hizo en Beijing fue algo hermoso, no se puede describir”.

“Siempre le dijimos que no tenía que bajar los brazos. Lo primero que nos dijo cuando nos llamó, porque hizo una videollamadita desde el vestuario, fue: ‘Mami esto es lo que ustedes me inculcaron, no bajar los brazos, y eso fue lo que hice: no bajé los brazos y seguí’”, recordó la madre, que estaba esperándolo también para abrazarlo en persona el domingo.

Por el apuro, y porque era una ocasión emocionante, tuvieron que cambiar el menú: “Ayer comimos todos hamburguesas y torta, pero el padre tiene un cabrito que le regaló el hombre que nos traía carbón de Añatuya. Quedó pendiente porque no sabíamos a qué hora iba a llegar o si le iban a hacer un homenaje. Así que suspendimos el asado, pero lo haremos en la semana”, contó entre risas Diana.

La madre se tomó también un tiempo para recordar el significado que este triunfo tiene para su hijo después de haber perdido varias finales con la Selección y ser criticado por ellas: “Las críticas le duelen, cuando hablan y no saben. Hay muchos jugadores que sufren un montón, es muy feo estar afuera. Creo que mucha gente no lo sabe”, dijo aunque aseguró no haber visto programas deportivos después de la final ganada para ver qué decían los periodistas que antes atacaban a su hijo.

En vivo

Programación completa
Cerrar