jueves 24 de junio 2021

Cuál es el más grande miedo que tiene José Eduardo Derbez sobre Victoria Ruffo

El actor se sinceró sobre la importancia de su mamá en su vida.

Redacción

repretel.com

José Eduardo Derbez, siempre carismático, se sinceró sobre la importancia que tiene su mamá Victoria Ruffo en su vida, y es que es la única persona que le pude dar fortaleza y entereza en medio de las adversidades de la vida.

El influencer conversó con su hermana Aislinn Derbez sobre la forma en la que decide afrontar las dificultades que se le han presentado a sus 29 años, pero a pesar de que siempre se ha mostrado desfachatado ante algunos aspectos personales, se rompió al aceptar que la ausencia de su madre sí sería algo que le afectaría sobremanera.

Para el podcast La Magia del Caos, el actor de Miss XV confesó que sólo se tiene a él mismo para afrontar los problemas de la vida, pero sin la consagrada actriz de telenovelas mexicanas “mi mundo se vendría abajo”.

“Siempre me agarro de mí. Siempre he entendido que me tengo a mí y siempre me voy a tener a mí; y si no me recargo en mí nadie más va a estar ahí, no puedo depender de nadie más. Una de mis más grandes fortalezas que tengo es mi mamá, yo creo que sin mi mamá mi mundo se vendría muy cabr*n abajo”, destacó sobre la forma en la que influye la actriz en su vida.

José Eduardo destacó la forma en la que Victoria Ruffo puede darle paz y tranquilidad a sus días más turbios y es que aunque casi no tienen contacto físico, unos pequeños momentos unidos lo devuelven al centro de su estabilidad.

“En el momento en que yo puedo estar débil en mi vida y yo la veo cinco minutos, la abrazo y me recargo de todo y vuelvo a tener la fuerza que necesito para seguir adelante, y para seguir echándole ganas y seguir con todo”, comentó en la conversación.

“Con cinco minutos que tenga abrazándola ya la armé. Es algo que me ha ayudado muchísimo, pero sé que al final sólo me voy a tener a mí, siempre”, añadió.

El hijo de Eugenio Derbez se sinceró sobre el día en que Victoria Ruffo ya no pueda acompañarlo más en la vida y admitió que es un momento que le da mucho miedo, pero está consciente que puede pasar y lo aceptará cuando llegue el día.

“Siempre he tenido en mi mente que mi mamá se va a ir… me daría algo brutal ahí, pero siempre lo he tenido en mente de que en algún momento puede pasar”, confesó.

En esta plática entre hermanos, el joven que adquirió gran popularidad durante le último año como creador de contenidos para redes sociales habló de uno de los momentos más tristes de su vida: la muerte de su abuelo, el padre de Victoria Ruffo.

“Lo más fuerte que me ha pasado es la muerte de mi abuelo, que me dolió muchísimo, y ya, porque corté con mi ex y me puse contento”, comentó.

Ya el joven había hablado de este oscuro episodio en su vida. En una conversación con Faisy se sinceró sobre la ausencia de su abuelo en su vida y es que “él era el único hombre que tenía yo en mi familia”.

“Cuando yo empecé a salir de fiesta, mi abuelo todos los viernes iba a la casa y entonces siempre me decía ‘Ven, siéntate y hablaba conmigo’. Y me decía ‘Vamos a echarnos un tequila’”contó en confianza el actor.Play

Ramón Martínez del Río falleció en el 2007 en la Ciudad de México y el protagonista de De viaje con los Derbez, contó que había veces en que respondía al llamado de su pariente con incomodidad, pues su verdadero deseo era irse con sus amigos, pero que en la mayoría de las veces accedía a compartir una copa con su abuelo.

Pero un día todo cambió para el famoso influencer. “No me chingué el tequila con él y al día siguiente que íbamos a desayunar me avisan que estaba muy mal y que se lo acaban de llevar al hospital y me lanzo con él. Ya no dio tiempo, Faisy, ya no dio para un tequila más”contó antes de romper en llanto.

A pesar del trago amargo, el hermano de Aislinn Derbez continuó hablando: “Y es una persona que extraño un chingo y no dio tiempo para ese tequila y justo antes de que me fuera con mis amigos me dijo ‘Tengo que hablar tantas cosas contigo, para enseñarte tantas cosas’ y ya no me dio tiempo de que él hablara conmigo ni que me enseñara tantas cosas de las que me quería enseñar”, rememoró con tristeza.