viernes 25 de noviembre 2022

Conozca cuáles son las razones por las que más se pierden las pruebas de manejo

Entre enero y octubre del presente año, 20% del total de pruebas habilitadas fueron reprobadas.

Entre los meses de enero y octubre del presente año, el 20% de pruebas prácticas habilitadas fueron reprobadas.

Esto según los datos obtenidos del Sistema de Acreditación de Conductores, este porcentaje corresponde a unos 24.733 espacios.

En un análisis más detallado de los datos, se observa que la mayoría de pruebas han sido reprobadas en la Fase II del examen.

Que corresponde a la evaluación que se realiza en circuito cerrado es decir en la pista de pruebas interna de cada sede.

Unos 16.132 exámenes se reprobaron esta etapa.

“La Fase II de la prueba práctica se hace en una pista simulada, con ejercicios de habilidad, maniobrabilidad, pericia y conocimientos prácticos del aspirante a conductor, dado que la falta más común en esta etapa es el derribo o roce de cono o señal móvil, la recomendación es buscar lugares seguros, libres de tránsito vehicular, donde la persona pueda practicar conos o la prueba en reversa, para que aumente su seguridad, habilidad para medir espacios y conocer mejor el vehículo” explicó Gary Badilla Asesor de la Dirección General de Educación Vial.

Es importante que los aspirantes a conductores practiquen estos ejercicios, para lo cual es útil conocer que para licencia B-1 la distancia entre conos evaluada es de 8 metros, para licencia A-1 y A2 es de 4 metros y para licencia A3 es de 5 metros entre conos.

Para las licencias B-2, B-3, B-4 y C-2 no se realiza prueba entre conos.

Otra de las faltas más comunes en la Fase II es detener el vehículo en la prueba de reversa, donde la distancia que deben recorrer los vehículos es de 40 metros.

Respecto a la Fase I, unas 1.543 pruebas concluyeron en esta etapa, donde se realiza una revisión de la documentación, implementos de seguridad y estado general del vehículo.

Aquí no saber hacer el cambio de luz y la luz de freno en mal estado son las faltas más comunes.

Por su parte, durante la Fase III que se realiza con un recorrido en tránsito real, el irrespeto al señalamiento vertical y/o horizontal, así como el no uso de direccionales son las faltas más comunes, unas 5.809 pruebas se reprobaron en esta fase.

Finalmente, en 1.249 pruebas se concluyeron las tres fases, pero al sumar las faltas cometidas no se llegó a la nota mínima que es de 80 puntos.